El Gobierno de Austria subsidiará un nuevo proyecto de blockchain para asegurar las comunicaciones digitales en tiempos de crisis

El proyecto QualiSig de A-Trust recibió 60,000 euros del gobierno austriaco para proporcionar comunicaciones seguras entre las autoridades y los ciudadanos durante la pandemia de COVID-19.

El gobierno de Austria respaldará un nuevo proyecto de investigación basado en blockchain, con el objetivo de proporcionar canales de comunicación seguros entre autoridades, instituciones y ciudadanos en estos tiempos de crisis.

Como se anunció el 18 de junio, el proyecto QualiSig, lanzado por el especialista en comunicaciones A-Trust, utilizará la cadena hija Ignis, parte de la blockchain Ardor de la compañía suiza Jelurida.

Llamado de emergencia

QualiSig recibió recientemente un subsidio de 60,000 euros ($67,300) por parte del gobierno austriaco luego de un llamado de emergencia por las compañías que necesitan fondos para la investigación de COVID-19.

El proyecto utiliza comunicaciones encriptadas transparentes y almacenamiento de datos seguro y descentralizado. Los ciudadanos serán los únicos responsables del control de sus datos, utilizando firmas digitales a través de dispositivos móviles. El CEO de A-Trust, Michael Butz, explicó:

“La firma digital en celulares es una herramienta ampliamente utilizada por alrededor de 1,5 millones de usuarios, y ha sido sinónimo de autenticación altamente segura en el mundo digital durante diez años. Con el proyecto QualiSig, nos gustaría proporcionarle a las personas que viven en Austria la seguridad necesaria para una comunicación segura y rastreable en estos tiempos difíciles”.

Ardor gana terreno en Austria

Como informó Cointelegraph el mes pasado, las autoridades austriacas también han respaldado otro proyecto reciente construido sobre la blockchain de Ignis y Ardor.

El proyecto HotCity utilizará la tecnología para permitir a los ciudadanos informar sobre puntos de calor residual en las ciudades de Viena y Graz.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Jack Martin

Envía un comentario