¿Qué es una Oferta Inicial de Tokens en casa de cambio (IEO)?

Las Ofertas Iniciales de Tokens en casas de cambio, también conocidas por sus siglas en inglés IEO, son exactamente lo que su nombre dice. Se trata de una venta abierta de tokens para financiar el desarrollo de un proyecto, el cual se gestiona a través de una casa de cambio de criptomonedas.

Las recaudaciones de dinero usando la tecnología de las criptomonedas ha sido uno de los casos de uso de mayor volumen económico en el ecosistema. Antes de las IEO, las llamadas Ofertas Iniciales de Tokens (ICO, por sus siglas en inglés) recaudaron cifras multimillonarias, sobre todo durante 2017, bajo ninguna restricción normativa.

Ello obviamente despertó las alarmas de los reguladores. Tras largos debates legislativos para determinar en qué categoría financiera entrarían estas ofertas públicas, se estableció que en su mayoría figuraban como ventas de securities o valores. Por esta razón, su comercialización debía cumplir con los estatutos legales correspondientes a los valores.

De ahí que del nombre ICO se pasara al nombre STO, siglas en inglés para Oferta de Tokens de Valores. Finalmente, en la búsqueda de estandarizar su emisión con terceros que se ocuparan de la materia regulatoria, fueron ideados los IEO, donde son casas de cambio de criptomonedas (como Orionx) las que se encargan de la venta del token de valor que se desee crear y comercializar.

Entonces, para resumir, podemos decir que una Oferta Inicial de Tokens de casa de cambio (IEO) es un evento de recaudación monetaria mancomunado (similar a un crowdfunding) organizada por empresas de intercambio de criptomonedas, que sirven de intermediarios para proyectos nóveles que buscan financiamiento.

La intermediación y la regulación son los elementos clave que la distinguen de una ICO. Con las ICO el mismo proyecto, generalmente mediante el uso de contratos inteligentes fácilmente replicables, organizaba por sí mismo la recaudación monetaria sin rendir cuentas a reguladores.

Las IEO buscan prevenir la ocurrencia de fraudes como aquellos de 2017 (donde estafadores recaudaban dinero y luego desaparecían) al contar con la administración de una casa de cambio reputada que garantice la fiabilidad y -en caso de estar registrada como casa de cambio de valores-, adecuación normativa. También se hace posible que los usuarios compren tokens con el dinero que mantengan en la casa de cambio, facilitando la inversión.

Pero veamos un poco de historia para entender esto mejor.

ICO, STO, IEO: la evolución

Como ya decíamos, las Ofertas Iniciales de Tokens (ICO), fueron muy populares durante el mercado alcista de 2017 y fue parte de lo que ayudó al crecimiento de la burbuja de ese año. Esto porque la tecnología había logrado democratizar el acceso a inversiones similares a una Oferta Pública Inicial (IPO) de acciones, de una forma similar a un crowdfunding. Cualquiera podía comprar el token que serviría para el desarrollo del proyecto que se le había vendido en un White paper como revolucionario.

El problema fue que muchos de estos grandiosos proyectos se quedaron tan solo en ideas irrealizables, por más millones de dólares que hayan recaudado.

Sí, 2017 fue el boom, pero la primera ICO fue realizada en 2013, por Mastercoin (hoy Omni). La misma Ethereum fue financiada por una ICO en 2014. Y fue precisamente gracias a ellos y a su lenguaje de programación Turing completo, que permite crear contratos inteligentes más flexibles que los de Bitcoin, que se creó el estándar para la realización de ICO.

¿Cómo funciona? Tokens creados bajo ciertos estándares (ERC20, por ejemplo) son ofrecidos públicamente por Internet a cambio de otras criptomonedas (como bitcoins o ethers) para financiar el desarrollo de una promesa de proyecto. Contratos inteligentes (también estandarizados) son usados para automatizar la distribución de los tokens entre los inversionistas. Al cumplirse la condición de pago, el contrato asigna y envía la cantidad de tokens correspondientes a cada quien. Esto en rasgos generales, si bien ciertas condiciones pueden variar.

Con todo, este tipo de ventas no tuvo ningún control regulatorio por mucho tiempo, y muchas personas resultaron estafadas. Desde el ámbito legislativo, y luego de muchas discusiones, se decidió aplicar el llamado Test de Howey, según el cual, en pocas palabras, toda inversión cuyo provecho futuro para uno de los participantes dependa del trabajo del otro, sería considerada un valor.

De ahí, al tener que cumplir con las respectivas obligaciones normativas para la oferta pública de un valor, las ICO pasaron a ser STO, u ofertas de tokens de valores: un cambio de forma a nivel regulatorio, pero en el fondo, lo mismo.

Las casas de cambio avistaron la oportunidad de negocio: ser el centro de gestión para las STO, realizando un cambio de marca para tratar de alejarse del pasado oscuro de las ICO. De ahí que nacieran las IEO.

¿Cuáles son los beneficios de las IEO?

Además, el usuario puede contar con la reputación del Exchange como garantía de que recibirá los tokens en que haya decidido invertir.

Desde el punto de vista del proyecto en busca de recaudar fondos (y dispuesta a pagar al exchange una comisión y compartir un porcentaje de la venta), la casa de cambio facilita el acceso a una audiencia mayor de la que encontraría realizando la oferta de manera independiente, al abrir la venta a su base de usuarios. Además, tienen un espacio garantizado para el intercambio de su token en la casa de cambio.


¿Qué es una Oferta Inicial de Tokens en casa de cambio (IEO)? was originally published in Orionx on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Envía un comentario