Organización de derechos digitales sin fines de lucro está cansada de las prácticas oscuras utilizadas por muchos exchanges centralizados

Cuando se trata de transparencia, la Electric Frontier Foundation no se muerde la lengua: Kraken es bueno, Coinbase es malo.

La Electronic Frontier Foundation, o EFF, está arremetiendo contra Coinbase por su falta de transparencia. Al mismo tiempo, el grupo señaló al exchange y rival de Coinbase, Kraken, como un ejemplo de comportamiento responsable. La EFF fue fundada en 1990 con el objetivo de promover las libertades civiles en Internet. En la publicación del día de hoy, la EFF dijo que le preocupa cada vez más que los procesadores de pagos se vean obligados a entregar la información de sus usuarios a las autoridades, mientras que el público no tiene mecanismos disponibles para auditar dichas solicitudes:

“Es por eso que estamos denunciando a Coinbase, uno de los mayores exchanges de criptomonedas en el país, para empezar a publicar informes regulares de transparencia que ofrezcan información sobre el número de solicitudes de información que recibe del gobierno, y cómo se ocupa de ellas”.

Observan que los datos financieros son una de las informaciones personales más privadas. Dicen que la forma en la que los exchanges decidan cumplir con las solicitudes gubernamentales de esos datos puede tener un profundo impacto en sus usuarios, señalando que los usuarios de criptomonedas valoran especialmente la privacidad:

“Los exchanges de criptomonedas deben comprender especialmente la importancia de la privacidad de esta información, ya que sus usuarios tienden a valorar tanto el anonimato del efectivo como el de las criptomonedas y su resistencia inherente a la censura”.

El artículo también señaló al competidor de Coinbase, Kraken, como un ejemplo de comportamiento responsable:

“Al menos uno de los competidores de Coinbase, Kraken, ya ha reconocido la importancia de ser transparente sobre este tema, y ha emitido públicamente información sobre (las) solicitudes que recibe de las autoridades a nivel mundial”.

 

La publicación también menciona que los tribunales aplican la llamada “doctrina de los terceros” para permitir que las autoridades obtengan los registros financieros de una persona de intermediarios como los exchange de criptomonedas sin necesidad de una orden judicial. La suposición es que alguien espera perder parte de su privacidad una vez que decide almacenar datos con un tercero. Esto fue formulado en el caso Estados Unidos vs. Gratowski, en el Tribunal de Apelación de los Estados Unidos del Quinto Circuito, que también involucró a Coinbase.

La EFF instó a Coinbase a aprovechar su poder y reputación dentro de la industria cripto para defender a sus usuarios y dar un ejemplo a otros exchanges.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Michael Kapilkov

Envía un comentario