Bancos estarían usando Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático para combatir delitos financieros. ¿Y la privacidad?

En medio de la lucha por la seguridad, el sector bancario podría estar arrollando la privacidad de sus clientes… Una vez más.

Según el Preventing Financial Crimes Playbook que han preparado en conjunto PYMNTS y NICE Actimize, el uso de la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático podrían estarse aplicando en los sistemas financieros para así ayudar a evitar el aumento de los ciberdelitos financieros. Unos 217 mil millones de dólares ya habrían sido invertidos por los bancos para desarrollar aplicaciones de esta tecnología.

Como se menciona en el texto, con la aplicación de estas herramientas pueden analizar miles de transacciones para así poder detectar elementos que puedan relacionarse a fraudes, como por ejemplo transacciones que sean muy grandes, intentos de inicio de sesión en dispositivos que se hagan en regiones no usuales para el usuario. De hecho, según también se explica, ya distintos bancos han estado aplicando estas herramientas y con ellas han anunciado una disminución de los delitos financieros de hasta el 50%.

Desde NICE Actimize también mencionan que los bancos podrían “incorporar todos los eventos relevantes” de los clientes para así poder “construir patrones y perfiles comunes de sus clientes” acerca de sus inicios de sesión y de sus pagos. La intención es que, si se presenta una transacción que no “concuerde” con el perfil creado, la misma pueda ser cancelada por ser catalogada como fraudulenta.

¿Una invasión a la privacidad?

Ciertamente, luchar contra los delitos financieros es un objetivo que se tiene dentro de todos los sectores, sin embargo, el planteamiento por parte de los expertos de utilizar la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje Automático para así lograr la construcción de los determinados “patrones y perfiles” podría llevar a que el sector bancario conozca a profundidad todo lo que hacen sus usuarios, lo que definitivamente sería una invasión a la privacidad de la persona.

Además, se hace necesario precisar de qué forma se hará la adquisición de la información de los usuarios. Cómo informamos anteriormente en Cointelegraph, una corte Federal determinó recientemente que la recopilación masiva de datos que realiza la NSA es ilegal.

Además de la violación a la privacidad, también implicaría una limitación a lo que el usuario quiera hacer con su dinero. En el supuesto de que la persona quiera realizar una transacción fuera de su “patrón y perfil”, el banco podría bloquear la transacción por considerarla un fraude, cuando en realidad podría ser una operación propia del usuario.

 Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Ezio Rojas

Envía un comentario