El MIT está ayudando a la Fed de Boston a construir una CBDC que se puede escalar para uso del consumidor

¿Puede el MIT ayudar a Estados Unidos a alcanzar a China en la carrera de la CBDC?

La Iniciativa de Moneda Digital del MIT, o DCI, está ayudando al banco de reserva federal de Boston a construir una moneda digital con el objetivo de escalar para el uso del consumidor. La directora de la DCI, Neha Narula, le dijo a Cointelegraph:

“Estamos tratando de construir un sistema de transacciones de alto rendimiento y baja latencia que pueda ser utilizado por los consumidores y pueda manejar la seguridad y resistencia requeridas para una moneda nacional”.

La colaboración de varios años entre las dos organizaciones aún se encuentra en etapas muy tempranas y no se está dando mucha información al público. Sin embargo, el enfoque no está en construir una versión más nueva del libro de contabilidad digital interbancario, sino en algo que los consumidores puedan usar. Es difícil estimar el rendimiento transaccional requerido de dicha tecnología, pero considerando que la población de EE.UU. ronda los 330 millones y el hecho de que el dólar es la moneda más utilizada en el mundo (algunas naciones incluso lo han adoptado oficialmente), este número tendría que ser bastante alto.

Narula dijo que la tarea de DCI es construir una tecnología que se lanzará bajo la licencia del MIT. Se espera que el proyecto dure de dos a tres años y la última palabra sobre si termina usándose para emitir un dólar digital recae en los legisladores y formuladores de políticas. Aparentemente, una de las cuestiones fundamentales del proyecto es decidir los niveles de privacidad y anonimato que se les debe otorgar a los usuarios potenciales:

“Entonces, en nuestro segundo año, vamos a investigar más profundamente qué tipo de compensaciones podemos hacer para lograr la privacidad o el anonimato y, al mismo tiempo, cumplir con las leyes”.

Los investigadores han examinado las tecnologías existentes y no han identificado ninguna que sea adecuada para su tarea. La orden que la DCI tiene de la Fed es construir una nueva tecnología desde cero:

“No creemos que ninguna de las plataformas existentes que hemos visto haya sido diseñada específicamente para un caso de uso de una CBDC. Y no estamos seguros de si pueden cumplir con los requisitos de un caso de uso de una CBDC. Puede ser que las plataformas existentes puedan, pero nuestro mandato es comenzar desde cero y diseñar lo que creemos que sería un diseño basado en una CBDC “.

En este punto, Narula no estaba dispuesta a compartir si la columna vertebral de esta nueva tecnología iba a ser blockchain o no. Ella dijo: “Vamos a crear un diseño que se base en las mejores prácticas en sistemas distribuidos y criptográficos en general”.

La DCI examinó a Libra de Facebook y, aunque su tecnología es interesante, Narula no cree que los bancos centrales estén dispuestos a utilizar una tecnología que fue construida por una empresa del sector privado y sobre la cual no tienen control total.

Según Narula, aunque la DCI emplea criptógrafos, es posible que busque ayuda externa en el futuro. Narula dijo que toda la investigación y el código generado por DCI a lo largo del proyecto estarán disponibles para el público en el futuro.

No sabemos si este es el único proyecto de moneda digital liderado por el gobierno de los EE.UU. que se enfoca en desarrollar esta tecnología, pero si ese es el caso, los EE.UU. parecerían estar muy por detrás de China en la carrera de las monedas digitales. Por lo tanto, es poco probable que el gobierno pueda adaptar cualquier cosa que provenga de este proyecto antes de 2024 o 2025 como muy pronto.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Michael Kapilkov

Envía un comentario