Generar ingresos con el yield farming de DeFi: ¿ciencia de cohetes o un juego de niños?

Existen varias formas en las que los usuarios de DeFi pueden generar ingresos mediante el yield farming. Sin embargo, no es tan simple, los expertos dicen que la tecnología aún es joven,

El yield farming* ha experimentado una especie de explosión cámbrica en los últimos meses, gracias en parte al nacimiento de varios protocolos de finanzas descentralizadas. En su sentido más básico, el yield farming se puede considerar como un proceso en el que los usuarios proporcionan liquidez a los protocolos de DeFi y son recompensados con un rendimiento/ganancia, generalmente en forma de los tokens nativos la plataforma.

Este concepto se hizo popular por primera vez gracias a Compound, que entregó sus tokens COMP a los usuarios que dieron y tomaron prestados tokens en la plataforma. El rendimiento ofrecido suele ser alto y sirve como un incentivo para que los usuarios proporcionen liquidez para arrancar los recursos financieros de un nuevo protocolo de DeFi.

Dicho esto, este novedoso método de distribución de tokens ganó tanta tracción recientemente, en parte porque las ganancias son exorbitantes, tanto así que varios proyectos de imitación, como protocolos aleatorios, han comenzado a abusar de esta práctica, ya que los contratos inteligentes para la distribución del yield farming son de código abierto y existen una serie de aplicaciones descentralizadas eficientes que pueden ser copiadas por casi cualquier persona con la cantidad adecuada de experiencia en ingeniería.

Sin embargo, Bobby Ong, el jefe de operaciones y cofundador de CoinGecko, una plataforma de rastreo de criptomonedas, cree que las ganacias son temporales y son prácticamente insostenibles. También cree que a medida que más personas se den cuenta de la tecnología y empiecen a proporcionar liquidez a varios protocolos, las recompensas se diluirán cada vez más y el rendimiento promedio acabará por disminuir, añadiendo:

“Los proveedores de liquidez son recompensados en forma de token nativos del protocolo de DeFi. Para recibir el rendimiento real en USDT, el proveedor de liquidez tendrá que vender el token nativo por USDT por ejemplo, con lo que el precio del token nativo bajará e impulsará el rendimiento aún más”.

Cómo sacarle provecho el yield farming

Al examinar el concepto del yield farming, es esencial comprender que hay tres vías a través de las cuales se puede cosechar un rendimiento, a saber, los mercados monetarios, grupos de liquidez y esquemas de incentivos.

Mercados monetarios

En pocas palabras, los propietarios de criptomonedas pueden obtener una ganancia de sus ahorros/fondos prestando tokens a través de un mercado monetario descentralizado como Compound, Maker, Aave, etc. Además, las diferentes plataformas ofrecen ganancias promedio variables; por ejemplo, Aave ofrece a sus usuarios tanto una tasa de interés variable como una fija. Sin embargo, en la misma línea, Compound proporciona sus tokens nativos COMP como un incentivo tanto para los prestamistas como para los acreditados. Si bien los tipos de interés fijos son más lucrativos para los acreditados, los prestamistas suelen preferir los tipos variables.

Por último, un aspecto singular de los mercados monetarios de DeFi es que los acreditados deben “colateralizar en exceso” todos sus préstamos. Esto significa que los agricultores tienen que depositar más dinero del que realmente pueden pedir prestado para que los prestamistas no terminen perdiendo sus activos en caso de que una persona incumpla con sus pagos. Por así decirlo, la idea de utilizar un marco de préstamos con garantía excesiva permite al prestamista mantener eficazmente el “coeficiente de garantía” en todo momento para evitar la liquidación.

Grupos de liquidez

La liquidez es extremadamente crucial para la mayoría de los protocolos de DeFi, porque les permite ofrecer a sus clientes una experiencia sin complicaciones. Desde un punto de vista financiero, los grupos de liquidez ofrecen a los usuarios mejores rendimientos en comparación con los mercados monetarios pero, al mismo tiempo, están expuestos a ciertos riesgos.

Uno de los ejemplos más destacados de este tipo de configuración es Uniswap, un creador de mercado automatizado que ofrece a los usuarios varios grupos de liquidez que contienen dos tokens cada uno. Técnicamente hablando, siempre que se establece un nuevo grupo, la primera persona en proporcionar liquidez es la que se encarga de fijar el precio inicial de los activos del grupo. Basándonos en esto, es evidente que si el valor inicial del token se desvía significativamente de los precios del mercado mundial, se abre una oportunidad de arbitraje.

Además, se incentiva a los proveedores de liquidez mediante tokens nativos de plataforma para que asignen un valor igual de los dos tokens al grupo, de modo que su proporción global se mantenga constante incluso cuando un número cada vez mayor de personas empiece a añadir sus tokens al grupo.

Si bien Uniswap utiliza el marco básico mencionado, plataformas como Curve emplean un algoritmo diferente que ofrece a los usuarios comisiones más atractivas, así como un menor deslizamiento durante los intercambios de los tokens. Además, Balancer permite a sus usuarios crear grupos de liquidez que pueden contener múltiples tokens (hasta ocho) al mismo tiempo.

Esquemas de incentivos

Los agricultores de rendimiento también tienen la opción de obtener ganancias en forma de incentivos. Por ejemplo, las plataformas de DeFi como Synthetix dan a los proveedores de liquidez tokens SNX a cambio de su trabajo. Del mismo modo, Ampleforth ofrece a sus usuarios ganar sus tokens nativos AMPL por sus esfuerzos relacionados con la liquidez.

Por último, en cuanto a la facilidad de establecer una granja de liquidez de producción propia, todo parece reducirse a la experiencia que la persona tiene en materia de tecnología de criptomonedas y DeFi. Por ejemplo, algunas estrategias de yield farming son muy complejas y requieren que los usuarios posean un amplio y profundo conocimiento de las diversas plataformas, así como una sólida comprensión de los riesgos financieros y tecnológicos relacionados a ellas.

Entonces, para los usuarios menos experimentos, existen formas más sencillas de participar en el yield farming, principalmente a través de plataformas como Yearn.finance, en la que lo único que hay que hacer es depositar algunos token como Ether (ETH) o stablecoins y recoger las ganancias.

Las letras pequeñas

Tal y como están las cosas, actualmente existen varios proyectos de yield farming como Kimchi y Pickle que afirman estar dando ganancias por encima del 3,000%. Por lo tanto, parece justo profundizar en las preguntas de ¿cómo es esto posible?, ¿hay un elemento de estafa relacionado en estos esquemas?

Una de las principales razones por las que existen ganancias tan altas es porque los tokens de gobernanza asociados a plataformas como Kimchi actúan más como acciones, es decir, representan una garantía sobre las futuras ganancias de la plataforma. Además, como la mayoría de los protocolos distribuyen más de la mitad de sus acciones valorados en cientos de millones de dólares a los proveedores de liquidez, no es ninguna sorpresa que se puedan obtener ganancias tan extraordinariamente altas, al menos a corto plazo. Kris Marszalek, CEO de Crypto.com, una plataforma de pagos en criptomonedas, le dijo a Cointelegraph:

“Proyectos como Kimchi y Pickle son de una raza diferente a las plataformas más ‘tradicionales’ como Compound o Curve. La diferencia fundamental aquí es que no tienen un producto existente que genere beneficios para dar su valor económico en tokens. Porque estos tokens derivan su valor intrínseco de promesas de ganancias futuras que pueden no materializarse, tienen que distribuir un porcentaje mucho mayor de tokens en un período de tiempo mucho más corto para atraer usuarios”.

De manera similar, Jason Lau, jefe de operaciones del exchange de criptomonedas OKCoin, también cree que este APY (porcentaje de rendimiento anual) es engañoso, ya que estas cifras generalmente se basan en un rendimiento esperado, dado que la tasa se mantiene durante todo un año. Agregó que las ganancias actuales que ofrecen plataformas como Katana, Solarite y Kimchi se basan en una combinación de exageración, acceso limitado y riesgos ocultos, aclarando:

“El cálculo real de los porcentajes de rendimiento no es transparente, y la agricultura para cualquier recompensa en particular a menudo sólo dura unos pocos días o semanas, y los proyectos a menudo reducen la recompensa con el paso del tiempo”.

Riesgos involucrados

Existen varios riesgos importantes asociados al yield farming. Para los principiantes, el porcentaje anual de rendimiento de la mayoría de esas plataformas suele denominarse en el token de recompensa que se está cultivando, que por lo general son muy volátiles. Además, una vez que comienza la agricultura, hay una enorme presión de venta sobre la recompensa, y por lo tanto, el APY suele bajar rápidamente.

También está la cuestión de las pérdidas impermanentes o divergentes en las que los nuevos proyectos suelen recompensar a los que proporcionan liquidez a los grupos de liquidez AMM, que requieren dos activos diferentes. Entonces, si el precio del activo cambia en relación con el otro, existe la posibilidad de que los usuarios incurran en algunas pérdidas frente a la retención de los tokens subyacentes de forma directa. Aportando sus opiniones sobre el tema, Joel Edgerton, jefe de operaciones del criptoexchange estadounidense bitFlyer, le dijo a Cointelegraph:

“El riesgo más fundamental es que el código del software podría ser defectuoso. Puede no funcionar como se anunció, puede ser manipulado o hackeado. Estos proyectos son todavía muy jóvenes y no han resistido el paso del tiempo ni han sido sometidos a pruebas de estrés. Además, incluso si estos proyectos toman el manto de DeFi, todavía hay puntos únicos de falla, como que la persona que escribió el código podría pre minar los tokens, subir el precio, desplomar los activos o escapar con el dinero”.

Desde el punto de vista de la seguridad, Lau cree que los contratos inteligentes que constituyen la mayoría de los planes de yield farming a menudo se lanzan precipitadamente y, por lo tanto, permanecen sin auditar. Como resultado, podría existir la posibilidad de que estos contratos inteligentes sean propensos a ciertas lagunas de seguridad, ya sea inadvertidamente, como vimos con la primera iteración del token YAM, o deliberadamente por el creador de los contratos.

No sólo es eso, sino que, debido a la complejidad de estos protocolos, incluso aquellos que se sometieron pasaron a las auditorías de seguridad pertinentes pueden seguir enfrentándose a problemas, como bZx. Lau añadió: “Muchos de estos protocolos están en realidad bastante centralizados, con una o un puñado de personas tomando y ejecutando decisiones”.

Ong también señaló que los desarrolladores de protocolos pueden tentar a los usuarios con altos rendimientos para cultivar tokens, con un grupo como Uniswap 50/50 que involucra ETH, sólo para luego desplomar sus tokens más adelante. Del mismo modo, también señaló que los desarrolladores pueden robar los tokens depositados porque, dependiendo de ciertos contratos, a veces se requiere que los usuarios envíen los tokens a un contrato inteligente separado, lo que facilita el robo. añadió:

“El rendimiento ofrecido se da a un precio particular basado en el precio del token nativo. Cuando el precio del token nativa cae, su rendimiento puede bajar significativamente también, y puede que no obtengas las ganancias que pretendías. No sólo eso, la fachada puede mentir u ocultar cierta información que es diferente del contrato”.

*Los terminos son propios en Inglés del ecosistema DeFi

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Shiraz Jagati

Envía un comentario