El próximo gran tesoro: Las corporaciones compran Bitcoin como reserva de tesorería

Octubre es un momento de muchas sorpresas. El 8 de octubre, justo a tiempo, el gigante de los pagos móviles Square, que cuenta con una capitalización de mercado de USD 86,600 millones, anunció que había invertido USD 50 millones en Bitcoin (BTC). Cinco días después, el gestor de activos Stone Ridge Holdings, que gestiona más de USD 10,000 millones en activos, reveló que había comprado más de 10,000 BTC, valorados en unos USD 114 millones, como parte de su estrategia de reserva de tesorería. 

Ambos siguieron los pasos de MicroStrategy, un gestor de activos que cotiza en el Nasdaq, que hizo saber el mes pasado que había acumulado USD 425 millones en Bitcoin, convirtiendo a BTC en el principal holding de su estrategia de reserva de tesorería.

Tres empresas públicas, tres grandes compras de BTC… puede ser una mera coincidencia. Por otro lado, el balance de la Reserva Federal se ha disparado en USD 3 billones desde principios de 2019, mientras que el dólar estadounidense se ha depreciado un 70% frente a BTC, como señaló el fundador de Stone Ridge, Ross Stevens, en el comunicado de prensa de la empresa del 13 de octubre.

BTC: ¿El nuevo activo de reserva?

¿Cómo lo explican los expertos? El dólar estadounidense está cayendo, los rendimientos de los bonos son casi inexistentes, y el oro tiene un rendimiento inferior. Las empresas con liquidez tienen menos lugares donde poner su dinero, por lo que están recurriendo a la criptomoneda. “Estamos viendo surgir una nueva tendencia en la que las corporaciones están usando Bitcoin como un activo de reserva para parte o la mayoría de su tesorería”, declaró Anthony Pompliano en su boletín del 15 de octubre. Saifedean Ammous, economista y autor de The Bitcoin Standard: La alternativa descentralizada a la banca central, le dijo a Cointelegraph:

“Aunque hubiera esperado ver a estas empresas tomar pequeñas posiciones más como una cobertura, dice mucho de la creciente credibilidad de Bitcoin que, tan pronto como se intrigaron por la propuesta de valor, eligieron ir con una gran asignación”.

“Luchando por inversiones alternativas”

Edward Moya, un analista de mercado senior de Oanda -una compañía de comercio de divisas- le dijo a Cointelegraph que la pandemia de COVID-19 ha cambiado el telón de fondo macro para las monedas fiduciarias, y añadió: “La Reserva Federal, en particular, ha mostrado claramente que una postura monetaria ultracommoderna se mantendrá durante unos años, y eso está haciendo que muchos inversores institucionales se peleen por inversiones alternativas”.

El oro, el refugio tradicional en tiempos de crisis, ha decepcionado recientemente, y como resultado, “Bitcoin ha surgido como una jugada de diversificación favorita lejos de los bonos, y probablemente atraerá de manera constante a nuevos inversores institucionales”, dijo Moya. Ammous también añadió: “Existe la preocupación a corto plazo de la devaluación del dólar a la luz del aumento del gasto gubernamental y el estímulo en respuesta a la crisis de pánico del coronavirus”.

Paul Cappelli, gerente de portafolio de Galaxy Fund Management, le dijo a Cointelegraph que “una base de inversores más sofisticada ha llegado a comprender su valor [de BTC] como un activo no soberano, de suministro fijo y deflacionario”. Por su parte, Lennard Neo, jefe de investigación de Stack Funds, le comentó a Cointelegraph:

“Estas empresas probablemente ven a Bitcoin como una cobertura o seguro contra las condiciones actuales del mercado. […] Que estas empresas entren en los mercados abren las compuertas y se establece algún tipo de confianza para que el resto siga.”

Una preocupación a largo plazo

Sin embargo, la angustia ocasionada por el COVID-19 puede disminuir pronto, o eso es lo que uno espera fervientemente. Esto deja “el problema crítico a largo plazo al que se enfrentan muchas empresas con la disminución del rendimiento que pueden obtener de sus reservas de efectivo al mantenerlas en bancos o bonos del tesoro”, según Ammous. En el pasado, las empresas podían mantener sus reservas en bonos del Estado y estar razonablemente seguras de superar el índice de precios al consumidor (IPC), es decir, la inflación. Pero hoy en día, “parece que hay un segmento creciente de empresas que ya no esperan razonablemente eso en el futuro”, dijo Ammous.

De hecho, oculto en el anuncio de Stone Ridge había un llamamiento a los bancos y filántropos para que también hicieran de Bitcoin un componente principal de sus estrategias de reserva de tesorería. Para ello, Stone Ridge estaba ofreciendo los servicios de su unidad New York Digital Investment Group, que tiene una licencia del Estado de Nueva York para convertir dólares en criptomonedas y volverlos a convertir, junto con las capacidades de custodia, financiación, antilavado de dinero y “conozca a su cliente”.

Moya advirtió que BTC sigue siendo un activo de riesgo, aunque eso podría cambiar pronto: “Tanto Europa como América están luchando contra el coronavirus, y los inversores esperan que los gobiernos y los bancos centrales continúen proporcionando cantidades masivas de estímulo a la economía. Por ahora, el BTC sigue siendo un activo de riesgo y su valor aumenta principalmente cuando el apetito de riesgo es fuerte. Eventualmente, una vez que el dólar reanude una tendencia descendente constante, Bitcoin y otras criptomonedas atraerán algunos flujos de refugio seguro junto con el oro“.

¿Square liderará el camino?

Aparte de lo que pueda o no suceder con las tesorerías corporativas, la inversión de Square Inc. podría tener reverberaciones. Una inversión de USD 50 millones en BTC puede parecer modesta para una empresa cuya capitalización de mercado ahora supera la de Goldman Sachs, pero la mayoría de los analistas esperan que la criptoinversión crezca.

Square ha sido alcista respecto a Bitcoin desde hace años. Su servicio Cash App les permite a los usuarios comprar y vender Bitcoin, y algunos analistas creen que otras empresas de pago tendrán que facilitar la criptoinversión de alguna forma, o se arriesgarán a quedarse atrás. Tampoco ha pasado desapercibido que la generación más joven, los Millennials, están especialmente interesados en las criptodivisas como Bitcoin.

Pero aparte de las empresas de pago, ¿los inversores institucionales y/o las empresas de la lista Fortune 500 podrían seguir el ejemplo de Square también? “Sí. Esta tendencia ha pasado de un escenario ‘si sucede’ a un escenario ‘cuando suceda’”, según Cappelli. Los inversores institucionales también tendrán que encontrar nuevas formas de diversificar sus portafolios y maximizar el rendimiento de sus balances. Por su parte, el BTC ha subido un 50% desde principios de año.

Pero solo 18.4 millones de BTC están en circulación actualmente, y el suministro podría ser un problema. “Con solo unos 2.5 millones de Bitcoin por minar, muchos inversores institucionales buscarán en otras criptodivisas un mejor potencial de crecimiento“, añadió Moya.

La facilidad de acceso y las opciones que cumplan con los estándares de diligencia y cumplimiento también son críticas, dijo Cappelli, añadiendo: “Las instituciones principalmente quieren que sus inversiones en activos digitales se vean y se sientan como otras inversiones más tradicionales en sus portafolios, con todo, desde los proveedores de servicios hasta la presentación de informes“. Ha ayudado el hecho de que en los últimos tres años, muchos actores tradicionales han entrado en el espacio “como Fidelity, NYSE, Bloomberg, la CME, Deloitte, KPMG, etc. Todos ellos han ampliado sus ofertas para incluir activos digitales, y esta tendencia está creciendo”, le dijo Cappelli a Cointelegraph.

Esta transformación no fracasará por falta de infraestructura, añadió Neo, quien aplaudió las plataformas de grado institucional que han sido construidas por Fidelity y otros. “Consideramos que la educación y las regulaciones son una de las barreras más significativas” que las grandes empresas deben superar si quieren adoptar las criptomonedas en sus negocios principales.

¿Cuál es el tamaño de una inversión significativa?

¿Qué se podría considerar una inversión significativa de criptomonedas para un gran fondo de cobertura o un inversor institucional? “Dada la volatilidad y la situación actual de la clase de activos, hemos recomendado sistemáticamente una asignación de 50 BP (punto básico) a un 2% para los inversores adecuados”, respondió Cappelli. A medida que Bitcoin y la clase de activos en general maduren, esa asignación podría crecer aún más.

Moya le dijo a Cointelegraph que los fondos de cobertura y los inversores institucionales tendrán más probabilidades de tener alrededor de un 1% de exposición a las criptodivisas. Las corporaciones públicas, por su parte, “estarán más interesadas en crear sus propias criptomonedas, pero la batalla regulatoria que golpeó al proyecto Libra de Facebook ha desmotivado a muchas compañías”. Añadió: “Eventualmente, una gran compañía tomará una inversión de tamaño decente, y eso debería ser suficiente para forzar a otras firmas a seguir su ejemplo“.

Un suministro estrictamente limitado

Reflexionando sobre los recientes anuncios de las empresas públicas, Ammous le dijo a Cointelegraph: “Lo más interesante para mí sobre las compras de MicroStrategy y Stone Ridge es que no son empresas que traten con Bitcoin como parte de su negocio principal, y sin embargo eligieron colocar la mayoría de sus reservas corporativas en Bitcoin, no solo una pequeña parte“.

“Creemos que Bitcoin tiene el potencial de ser una moneda más ubicua en el futuro”, dijo la directora financiera de Square, Amrita Ahuja. “A medida que crezca en adopción, tenemos la intención de aprender y participar de forma disciplinada.”

Era la visión de Satoshi Nakomoto que, en tiempos de crisis, los gobiernos nunca resistirían la tentación de imprimir más dinero -incluso a riesgo de degradar su moneda-, así que el fundador de Bitcoin escribió en el código de la criptomoneda un límite de 21 millones de BTC. No se pudo acuñar más que esa cantidad, y eso parece haberle servido bien a Bitcoin en la época de COVID-19. Como Ammous le dijo a Cointelegraph, “Parece haber un creciente reconocimiento de que el suministro estrictamente limitado de Bitcoin le da una buena oportunidad de mantener su valor en el futuro“.

No dejes de leer:

Fuente Cointelegraph

The post El próximo gran tesoro: Las corporaciones compran Bitcoin como reserva de tesorería appeared first on Noticias CryptoMarket.

Envía un comentario