Inversor de riesgo llamó a los asesinos de Ethereum “desdentados” basándose en la asignación de tokens a los involucrados en un proyecto

Sólo dos de los competidores recientes de Ethereum tuvieron un “lanzamiento justo” según los criterios especificados.

El fundador de Mythos Capital, Ryan Sean Adams, calificó de “desdentados” (carecen de fuerza) a los asesinos de Ethereum, basándose en los esquemas de asignación de tokens iniciales que a menudo dan prioridad a las personas involucradas en el proyecto:

Fuente: Twitter.

Adams se refería a un informe reciente de Messari, que resumía la distribución de tokes de algunas de las alternativas más populares a Ethereum (ETH) que fueron lanzadas en los últimos dos años. Existen cuatro categorías principales de distribución: las preventas públicas, las asignaciones a la comunidad, las personas involucradas en el proyecto y las respectivas fundaciones de cada proyecto.

Fuente: Messari.

Los autores del informe sugieren que la proporción de tokens asignados a las personas involucradas en el proyecto (equipo, empresa y los inversores de riegos) es crucial a la hora de evaluar los proyectos, “los proyectos que distribuyen tokens a las personas involucradas en el proyecto (equipo, fundadores e inversores) a expensas de la comunidad se ponen en desventaja”. También contrastan estas distribuciones desfavorablemente con Ethereum:

“Ethereum tuvo éxito porque hizo ricos a los primeros inversores. Pero prosperó porque el grupo de los primeros contribuyentes era considerablemente grande”.

Además, los autores plantearon que todas estas cadenas de bloques (con la excepción de Kadena y Nervos Network) emplean un consenso de proof of stake (prueba de participación), lo cual creen que sólo agrava el problema:

“Reequilibrar la proporción de los involucrados a la comunidad de la red después del lanzamiento es una batalla cuesta arriba, una que puede ser más difícil para las redes de prueba de participación (PoS), ya que las primeras partes interesadas tienen un reclamo perpetuo sobre el señorío”

El informe establece que, por ejemplo, Placeholder Capital prefiere proyectos en los que entre el 20% y el 30% del suministro de tokens sea para los involucrados en el proyecto. Sin embargo, el promedio de las doce plataformas mencionadas anteriormente es del 43%, y solo Kadena y Edgeware cumplen los criterios especificados.

Durante mucho tiempo se han discutido las formas de asegurar que los nuevos proyectos de criptomonedas tengan un lanzamiento justo. Aunque Messari y Adams parecen elogiar el lanzamiento de Ethereum, un maximalista de Bitcoin se apresurará a señalar que una cantidad significativa de Ether fue preminada. Otros podrían argumentar que Satoshi Nakamoto se las arregló para minar una fortuna en Bitcoin en un entorno virtualmente sin competencia.

La cuestión en este caso es más bien determinar qué tipo de distribución proporciona los mejores resultados posibles para un proyecto. Una asignación sustancial para los involucrados en el proyecto tiene un costo de oportunidad. Estas monedas podrían utilizarse en su lugar para incentivar a la comunidad. Además, las partes involucradas suelen recibir sus tokens de forma gratuita o con descuentos sustanciales, esto les permite vender con antelación, lo que hace que los precios se desplomen. Todo el tema de la economía de tokens es muy nuevo y proporciona pocos datos empíricos o investigaciones académicas. Esto hace que sea difícil sacar conclusiones elocuentes y lo convierte en algo abierto a interpretaciones subjetivas.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Michael Kapilkov

Envía un comentario