Gazprombank ofrecerá servicios de custodia de criptomonedas en Suiza

Los bancos rusos recurren a los servicios de Bitcoin en el extranjero, mientras que el gobierno nacional no ve ningún futuro para los criptoactivos privados.

El importante banco privado ruso, Gazprombank, ha recibido la aprobación regulatoria para lanzar servicios de custodia de criptomonedas a través de su filial suiza.

Según un anuncio oficial el 29 de octubre, el banco obtuvo la aprobación del regulador financiero del país, la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero Suizo, para ofrecer servicios de custodia de criptoactivos y comercio a sus clientes institucionales y corporativos.

Inicialmente, las ofertas estarán restringidas a un selecto  grupo de clientes con Bitcoin (BTC) como la única criptomoneda admitida. Gazprombank planea expandir gradualmente la oferta para incluir criptomonedas adicionales, así como otros productos y servicios relacionados.

El CEO de Gazprombank, Roman Abdulin dijo, “Esperamos que los activos digitales sean cada vez más importantes en la economía global y, en particular, para nuestra clientela actual y potencial”.

Como entidad regulada, Gazprombank tendrá que cumplir con las leyes y normativas suizas contra el Lavado de Dinero y Conozca a Su Cliente, además de implementar sus propios procedimientos y software de debida diligencia.

Gazprombank Switzerland es un banco registrado en Suiza, 100% propiedad de Gazprombank con sede en Rusia. El banco se está preparando para lanzar servicios de criptoactivos en Suiza desde 2018.

Si bien las instituciones bancarias de Rusia están aprovechando los mercados de criptomonedas en el extranjero, el gobierno de Rusia no es muy amigable con las principales criptomonedas en la nación. A principios de este mes, Anatoly Aksakov, miembro de la Duma Estatal de Rusia y representante clave de los esfuerzos legislativos relacionados con las criptomonedas en Rusia, argumentó que las criptomonedas descentralizadas como Bitcoin no tienen futuro.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Helen Partz

Envía un comentario