Líbano lanzará moneda digital ante la crisis económica y financiera

El gobernador del banco central de Líbano dice que el país, cuya lira ha estado en caída libre, se está preparando para lanzar una moneda digital en 2021.

El banco central del Líbano planea lanzar una nueva moneda digital en 2021 como parte de un esfuerzo más amplio para combatir una crisis económica y financiera paralela que se ha apoderado del país.

El gobernador del banco central, Riad Salameh, dijo en una reunión de funcionarios el lunes: “debemos preparar un proyecto de moneda digital libanesa” como una forma de apuntalar la confianza en el sistema bancario.

“En cuanto a la oferta monetaria en el mercado libanés, se estima que hay USD 10 mil millones almacenados dentro de las casas”, dijo Salameh, según la Agencia Nacional de Noticias estatal.

El banquero central agregó que un proyecto de moneda digital lanzado en 2021 ayudará a implementar un sistema financiero sin efectivo para mejorar el flujo de dinero a nivel local y en el extranjero.

El Líbano depende en gran medida de las remesas de su vasta diáspora mundial. En 2019, las remesas personales representaron casi el 14% del PIB libanés, según el Banco Mundial. Esa cifra llegó al 26,4% en 2004.

Salameh dice que el Líbano mantendrá sus reservas de oro como cobertura contra una crisis de mercado más amplia. Si ocurre una crisis de este tipo, el banco central puede liquidar sus lingotes en los mercados extranjeros para obtener un alivio inmediato.

Banque Du Liban, el banco central del país, ha estado dando vueltas a la idea de una moneda digital estatal desde al menos 2018. Los esfuerzos parecen haberse acelerado a principios de este año después de que las protestas violentas y los pánicos bancarios silenciosos paralizaron el sistema financiero del Líbano.

Frente a la crisis del dólar, los bancos endurecieron las restricciones a las transacciones en moneda extranjera, y al menos una institución importante limitó los retiros a solo USD 400 por mes. Una lira libanesa en caída hizo que fuera casi imposible realizar transacciones en la moneda local.

En junio, los manifestantes prendieron fuego al banco central de Trípoli en una muestra de ira por el colapso de la lira, que durante mucho tiempo se había fijado en 1,500 por dólar estadounidense. La lira finalmente se hundiría a más de 5,000 por dólar antes de volver a estabilizarse.

La creciente confusión sobre el dinero fiduciario libanés desencadenó una ola de compras de Bitcoin entre los lugareños, y los mercados peer-to-peer como Localbitcoins experimentaron un fuerte aumento en la actividad.

El caos político no es nada nuevo para el Líbano. El pequeño país mediterráneo ha luchado por formar una identidad después de su guerra civil de 15 años. Un sistema sectario de reparto del poder gobernado por élites feudales ha hecho que gobernar el país sea extremadamente difícil incluso durante períodos de relativa calma.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Sam Bourgi

Envía un comentario