Aumenta el interés por las criptomonedas en Cuba en medio de la incertidumbre regulatoria

Las reformas monetarias y la falta de regulación provocan un auge en el uso de las criptomonedas en Cuba.

Cuba está experimentando una aumento en la actividad de criptomonedas en medio de una aparente ausencia de regulación relacionada en el país, según altos ejecutivos de empresas cripto locales.

A principios de noviembre, Cuba registró un aumento importante en las consultas de Google relacionadas con Bitcoin (BTC), lo que indica un aumento en la cripto actividad en el país. Los fundadores de los principales exchanges locales, Qbita y Bitremesas, le dijeron a Cointelegraph que sus plataformas han experimentado una mayor actividad en los últimos meses.

Erich García, el creador de Bitremesas, le dijo a Cointelegraph que la plataforma ha estado creciendo constantemente este año, viendo una notable afluencia en la actividad de los usuarios. “A estas alturas, el uso del servicio está aumentando en un 200% cada mes”, dijo García.

“El uso y el volumen de Bitcoin en Cuba está explotando en este momento”, dijo Mario Mazzola, fundador del exchange Qbita. Según el ejecutivo, los volúmenes de trading de Qbita en octubre fueron iguales a los volúmenes totales de julio, agosto y septiembre combinados.

Sin embargo, el estado regulatorio de la actividad relacionada con las criptomonedas aún no está definido en Cuba, señalaron ambos ejecutivos. En medio de esta incertidumbre regulatoria, varios empresarios están adoptando a las criptomonedas, afirmó García:

“[En este momento], las criptomonedas en Cuba no están reguladas, el gobierno simplemente no considera estas monedas como dinero real hasta ahora. Entonces, muchos empresarios están migrando su comercio a esta moneda global y más poderosa”.

Mazzola de Qbita dijo que las criptomonedas en Cuba están “totalmente desreguladas”, mientras que al mismo tiempo, el gobierno local las ha respaldado como un medio para eludir las sanciones. Agregó:

“En Cuba, las criptomonedas están totalmente desreguladas. No son legales ni ilegales. […] De hecho, en varias ocasiones, representantes del gobierno cubano insinuaron en la televisión que las autoridades ven a las criptomonedas de manera favorable, ya que entienden que les pueden ser un arma poderosa contra el embargo estadounidense”.

Como todavía no existe un estatus legal concreto para las criptos en Cuba, la operación de los exchanges de criptomonedas locales podría plantear preguntas regulatorias, pero el fundador de Qbita confía en que las empresas cripto locales no están en peligro porque tampoco existe una ley que las prohíba explícitamente operar.

“Tales transacciones P2P son perfectamente legales porque en Cuba no existe una ley que prohíba a las personas comprar, mantener, usar y vender Bitcoin a otra persona”, dijo Mazzola.

Según él, las reformas monetarias locales podrían ser una de las principales razones del creciente interés por los activos digitales en Cuba. El gobierno cubano planea eliminar su modelo económico de doble moneda, eliminando el peso convertible cubano y manteniendo el peso cubano. Mazzola dijo:

“El alza de BTC en Cuba se debe a que el gobierno anunció recientes importantes reformas monetarias, que involucran la unificación monetaria (CUC se va, CUP se queda) y la devaluación de CUP frente al dólar estadounidense. Como resultado, la gente está usando Bitcoin para evitar la inflación y el impacto negativo de la devaluación en sus ahorros “.

Como se informó anteriormente, este creciente interés por parte de los cubanos también es en parte una respuesta a la falta de servicios financieros digitales en el país. Las principales empresas como PayPal y Stripe no brindan servicios a los ciudadanos debido a las sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE. UU. u OFAC. 

Los límites al acceso de Cuba a los servicios financieros se extienden no solo a las empresas de pago tradicionales, sino también a las empresas cripto globales como Paxful y LocalBitcoinsJukka Blomberg, director de marketing de LocalBitcoins, con sede en Finlandia, dijo:

“Cuba está en la lista de sanciones de la OFAC y tenemos obligaciones contractuales con algunos de nuestros socios, lo que significa que no podemos operar en Cuba. No estoy seguro de si esto cambiará en el futuro, sin embargo, desafortunadamente actualmente esta es la situación “.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Helen Partz

Envía un comentario