Coleccionista de NFT: “Por qué gasté $111,000 en un coche digital de F1”

El comprador del NFT más caro del año pasado finalmente se ha presentado.

En mayo de 2019, un token no fungible que representaba el primer coche digital de F1 acuñado para el juego blockchain F1 Delta Time se vendió por un récord de $110,000. El ganador de la subasta se acaba de presentar, revelando por qué compró el NFT.

El coche de Fórmula 1 1-1-1 fue el NFT más caro vendido en 2019, diseñado para el juego con licencia oficial. El coche de carreras único en su clase fue producido en asociación oficial con la Fórmula 1 y marcó un hito digital. Hasta ahora, el comprador había permanecido anónimo.

Los detalles sobre el comprador fueron revelados en el podcast de Blockchain Gaming World, y Animoca Brands, la empresa de juegos Blockchain que vendió el NFT y creó Delta Time, reveló que el comprador tenía el seudónimo ‘Metakovan’.

Metakovan [@MetaKovan] es un inversionista ángel, empresario, una ballena de Ethereum, y coleccionista de NFT. Durante la entrevista con el anfitrión del podcast Jon Jordan, el inversor reveló que no era ni siquiera la compra más cara que había hecho y que aún no ha sacado el coche digital a dar una vuelta por la pista digital. Dijo que la marca y la subasta despertaron su interés;

“Un NFT de marca fue una de las primeras cosas que me llamó la atención. Pero no conocía la compañía. […] Vi esta interesante guerra de ofertas desarrollándose. […] Al ver la subasta me di cuenta de que algo interesante estaba pasando aquí.”

Explicó que el atractivo de las NFT para él es la singularidad y la historia que las acompaña, añadiendo:

“Podría haber comprado un coche de verdad por esto. Y en realidad, eso es lo que hace buenas historias, al final del día.”

Los NFTs como el 1-1-1 con gemas incrustadas pueden competir en el juego así como ser usados para realizar stake para ganar tokens nativos de REVV. En un Tweet explicó por qué los NFT significan tanto para él:

“La forma en que el arte ha florecido hace que los NFT sean el medio perfecto para las criptomonedas. Esto se debe a que los NFT eran, y son, muy divertidos. Desde Urbit Galaxy hasta  DeltaTime 111 de la F1, pasando por propiedades llenas de promesas en CV y DCL. Como NFT, estuve coleccionando experiencias, tanto las totalmente formadas como las semillas de futuras experiencias.”

El cofundador y presidente de Animoca Brands, Yat Siu, estaba entusiasmado con la revelación:

“Después de casi un año y medio finalmente sabemos que Metakovan es el dueño del 1-1-1, y no podríamos estar más contentos.”

Añadió que el arte no se hace famoso por los propios artistas, sino por los coleccionistas. Ellos son los que hacen crecer la historia haciéndola mucho más poderosa e interesante.

El diseñador del ostentoso coche de carreras 1-1-1, Ibrahim El-Mouelhy, escribió un extenso relato personal de la subasta y la consiguiente caza del propietario. Reveló que la subasta estaba fijada en wETH, que en ese momento costaba alrededor de $272.

La puja ganadora de 419.5 ETH fue auspiciosa ya que equivalía a $111,111 con los precios de entonces. El precio actual sería de $191,200. Metakovan declaró que eligió ese precio para dejar un “easter egg” a los que trataban de localizarlo, embelleciendo aún más su notable historia.

Las ventas de NFT se han disparado en el 2020, y no parece que esa tendencia vaya a disminuir pronto.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Martin Young

Envía un comentario