Algunos préstamos de Maker nunca se liquidan, lo que da pie a una revisión de la subasta de deuda

Los préstamos pequeños por USD 100 no interesan a los liquidadores y son baratos de acumular.

La comunidad de Maker está buscando soluciones después de que un análisis de B.Protocol sugiriera que era posible explotar el sistema de liquidación para crear una deuda con garantía insuficiente.

Los investigadores crearon pequeñas bóvedas por USD 128, justo por encima del parámetro “dust” de Maker que define el tamaño mínimo para las nuevas bóvedas. A medida que los oráculos de Maker se actualizaron a nuevos precios que hicieron que estas bóvedas fueran elegibles para la liquidación, B.Protocol descubrió que la deuda permanecía sin reclamar durante varias horas.

Si bien los investigadores luego cerraron los préstamos incobrables por su cuenta, se podría abusar del mecanismo para crear una posición en Dai que nunca se liquidaría. Dividir un préstamo de USD 1 millón en pequeños tramos de poco más de USD 100 costaría alrededor de USD 5,000 en gas, un pequeño precio a pagar por la posibilidad de evitar por completo la liquidación, afirman los analistas.

La razón por la que estas bóvedas no se liquidan probablemente tenga que ver con los precios del gas. Cada proceso de liquidación cuesta aproximadamente 500,000 gas, aproximadamente 10 veces más que el costo de abrir cada bóveda o enviar una transacción de tokens. Dado que las subastas de liquidación suelen ser extremadamente acaloradas y dependen de que los poseedores se superen entre sí con tarifas de gas muy elevadas, es poco probable que valga la pena liquidar las bóvedas pequeñas.

Yaron Velner, el fundador de B.Protocol, le dijo a Cointelegraph que esto se debió probablemente a que los bots de liquidación tienen instrucciones de ignorar las bóvedas por debajo de un cierto umbral “basándose en algún presentimiento”.

En respuesta a los hallazgos, la comunidad de Maker comenzó a investigar formas de limitar el vector de ataque potencial. Si se explotara a gran escala, podría tener consecuencias similares a las del incidente del Jueves Negro. Las bóvedas defectuosas podrían eventualmente caer decisivamente por debajo del umbral de garantía del 100%, lo que significa que incluso si fueran liquidadas, aún dejarían el sistema con Dai sin respaldo. Alternativamente, los altos costos del gas podrían significar que la oferta rentable más grande no devolvería suficientes Dai para cubrir la deuda.

La comunidad de Maker está estudiando un remedio rápido para aumentar el tamaño mínimo de la bóveda, pero Velner es escéptico de esta solución, ya que no está claro si un mínimo más alto haría que estas bóvedas fueran atractivas para los bots liquidadores. Una solución a más largo plazo es “Liquidaciones 2.0”, donde el protocolo pagaría directamente a los liquidadores para asegurar la deuda.

Velner cree que esto es en gran parte una cuestión de incentivos, y señala que la competencia despiadada entre liquidadores genera incertidumbre en las ganancias esperadas que no se pueden estimar analíticamente. B.Protocol tiene como objetivo reducir el grado en que los liquidadores compiten entre sí, limitándolo a subastas periódicas en las que ofertan por el derecho a participar en liquidaciones sin ser molestados. B.Protocol también fue responsable de sacar a la luz la debilidad crítica de Maker con respecto a los préstamos flash.

Otros protocolos que se basan en subastas de liquidación también podrían ser vulnerables a este problema, señaló Velner.

Alex Melikhov, CEO de Equilibrium, un protocolo de préstamos entre cadenas similar a MakerDAO, argumentó en una conversación con Cointelegraph que el complejo mecanismo de subasta de Maker ha dado como resultado un “historial deficiente de mantenimiento de operaciones normales en tiempos de presión del mercado”.

La solución adoptada por Equilibrium se basa en “bailsmen” que comprometen continuamente liquidez, que luego es automáticamente extraída por el protocolo para reparar las deudas incobrables. Según Melikhov, el sistema no sufre “ninguno de los inconvenientes que estamos aprendiendo sobre la mecánica de subastas de MakerDAO”.

Las víctimas del colapso del Jueves Negro finalmente no fueron reembolsadas por la comunidad Maker, en parte debido a la creencia de que se trataba de una falla del mercado, no un problema con el sistema. No obstante, dados los esfuerzos actuales para reformar las subastas de deuda, parece que la comunidad está comenzando a reconocer sus limitaciones.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Andrey Shevchenko

Envía un comentario