Por qué DeFi junto a la tokenización llevarán a las criptomonedas a nuevas alturas

Mezclar los activos del mundo real y DeFi va a sacudir todo este mercado hasta su núcleo.

En años anteriores, hemos visto numerosos intentos de llevar activos del mundo real al mercado cripto. Sin embargo, ninguno de ellos ha demostrado ser adoptado masivamente entre los usuarios minoristas de criptomonedas y los actores financieros tradicionales.

Así que, ¿por qué no se ha convertido la tokenización de activos del mundo real en una tendencia masiva?

Probablemente has oído cómo casi cualquier cosa puede ser tokenizada – valores, arte, bienes raíces, por nombrar algunos. Y había tantos proyectos que prometían cambiar la forma en que invertimos en activos, sin importar el tipo. Al mismo tiempo, ningún proyecto consiguió una adopción masiva en el mercado.

Los profesionales del mercado tradicional no han encontrado realmente pruebas de que la adopción masiva haya mejorado los procesos actuales de recaudación de fondos para ellos. Aunque ya se ha discutido una visión general de la tokenización en bienes raíces.

También puede ser difícil encontrar verdaderos inversionistas minoristas que compraron los derechos de una famosa pieza de arte o una porción del castillo de Drácula. Aunque la mayoría de las ofertas de éxito se centraron en los inversores privados, básicamente nada ha cambiado en el proceso para el mercado cripto, ni siquiera para los propietarios de activos tokenizados.

¿Por qué estas ofertas no consiguieron una adopción masiva? Si bien el concepto de la venta de tokens promete una forma mejor y más barata de recaudar fondos para los emisores, casi no hay beneficios reales para el mercado cripto.

Ya he tratado antes los problemas de la conversión en tokens en forma de oferta de tokens de seguridad, pero en resumen, se reduce a la regulación (los activos tokenizados están regulados por las normas tradicionales) y a la falta de un mercado secundario. Los inversores minoristas en criptomonedas no pueden beneficiarse de estas dos cuestiones, y básicamente no hay necesidad de que se adapten a algo nuevo, especialmente ahora con la aparición de los protocolos DeFi.

Lo que las corporaciones están buscando mientras recaudan fondos

Las instituciones corporativas tienen que existir en un mundo con reglas complejas y anticuadas. Por lo tanto, un modelo legal claro para atraer o pedir prestado fondos es vital para ellas. Con más de 20.000 millones de dólares bloqueados en DeFi en este momento, podría atraer algún interés de las instituciones corporativas y hacer que consideren la posibilidad de entrar en el mercado, especialmente si tenemos en cuenta que la tasa porcentual anual común en los protocolos de DeFi es de sólo el 2%-10% sin costes adicionales para atraer la financiación.

Sí, no existen hoy en día en el mercado modelos legales listos para que las empresas atraigan o tomen prestados fondos de los protocolos DeFi. Pero es posible construir uno con un esfuerzo mínimo, ya que los beneficios de los préstamos de DeFi cubren fácilmente los esfuerzos de construir tal sistema. DeFi podría proporcionar préstamos en condiciones perfectas a las instituciones empresariales, lo que podría hacer que éstas consideraran la posibilidad de entrar en el mercado. Mientras tanto, las instituciones empresariales estarán dispuestas a proporcionar varios tipos de activos estables que se utilizarán como garantía de sus préstamos.

Sin embargo, existe una necesidad real de que los activos del mundo real se utilicen como garantía en los protocolos de DeFi para evitar más caídas del mercado en el futuro, solucionando así el problema de la sobrecolateralización.

¿Pueden los actuales actores del mercado operar de esta manera?

En este momento, hay varios intentos de traer activos del mundo real al mercado de DeFi. La mayoría de ellos parecen aceptar una amplia gama de activos, principalmente facturas tokenizadas.

El principal problema relacionado con el uso de esos activos en un protocolo es la ausencia de fuentes públicas de precios. Esto se relaciona con la falta de transparencia y la necesidad de recurrir a una parte centralizada (empresas de tasación, suscriptores, etc.) para determinar el precio del activo garantizado. Tampoco existe un mecanismo para vigilar el precio en tiempo real (como se hace, por ejemplo, cuando se utiliza la criptomoneda como garantía). Esos activos suelen ser ilíquidos; no se negocian en ningún mercado ni en plataformas digitales OTC; y no hay ninguna fuente para actualizar periódicamente la información sobre su precio, un punto crucial para determinar el momento en que se liquidará la garantía.

No cabe duda de que algunos de esos activos podrían estar asegurados, como el pago de facturas, lo que significa que la compañía de seguros pagará en caso de incumplimiento del deudor. Pero, una vez más, el proceso de seguro carece de transparencia y vive completamente fuera de la cadena, sin ofrecer garantías reales a los inversores ni conocimiento en tiempo real de si el evento asegurado ha ocurrido o no.

Además, las soluciones actuales permiten el préstamo estrictamente en criptomonedas, lo que no conviene a todo el mundo. No es algo malo, pero reduce la posibilidad de atraer a grandes instituciones que necesitan recibir financiación en fiat, que se utiliza para sus operaciones diarias.

Pero la principal cuestión que se plantea es la posibilidad de que los grandes protocolos se adapten y utilicen los activos del mundo real como garantía. Y será extremadamente difícil, ya que tendrán que cambiar el proceso de préstamo, construir un sistema que actualice el precio de la garantía, emitir nuevos activos, cooperar con las entidades reguladas y, en general, recibir la aprobación de la mayoría de los participantes actuales. Las conversaciones relativas a la adopción de esa solución por Aave y Maker han estado en curso durante más de seis meses, sin que se haya fijado una fecha clara para su puesta en marcha.

¿Qué tipo de infraestructura debe construirse para llevar las instituciones tradicionales al mercado de DeFi?

Una solución perfecta que permita la tokenización de los activos estables tradicionales y que sea adecuada para el mercado de DeFi debe cumplir varios criterios.

  1. Los activos del mundo real utilizados por el protocolo deben tener una fuente transparente de precios disponible a petición de cualquier usuario del protocolo. Esto requiere no sólo la selección de un activo capaz de cumplir este requisito, sino también la construcción de un oráculo de precios que transfiera la información relativa a la garantía. Ese oráculo debe estar conectado a una fuente de precios transparente y fiable, como la Terminal Bloomberg, en lugar de recibir datos de propiedad de una parte centralizada.
  2. Los activos del mundo real utilizados por el protocolo deberían ser lo menos volátiles posible, generar ingresos fijos para proporcionar flujos de efectivo reales a los fondos comunes de liquidez y tener un cierto nivel de liquidez y de mercado en el mundo real para poder procesar el evento de liquidación en caso de que ocurra.
  3. El protocolo debe permitir a los usuarios tomar dinero prestado en forma de dinero fiat. Para ello, es necesario que otro intermediario más se conecte al protocolo, a fin de cubrir las necesidades de intercambio de los usuarios que deseen pedir prestado dinero en dinero fiat y cumplir la función de agente de pago para ellos.
  4. Los activos del mundo real utilizados por el protocolo deben tener presencia digital, por ejemplo, en un sistema de contabilidad seguro. Para ello, es necesario que un intermediario que opere esos sistemas esté conectado al protocolo.
  5. A fin de defender el carácter descentralizado del protocolo y mantener la confianza al más alto nivel posible, los intermediarios conectados al protocolo deben ser regulados, asegurados, seleccionados y supervisados por la comunidad del protocolo con arreglo a los requisitos establecidos. Además, la comunidad decidirá cualquier otro asunto crucial para el desarrollo y la sostenibilidad económica del protocolo, incluida la selección de los bienes que puedan ser admitidos como garantía.

¿Qué debemos esperar en el futuro?

Espero que en 2021 veamos varias iniciativas sobre la creación de nuevos protocolos respaldados por activos en el mundo real, y espero que sean la solución definitiva para conectar finalmente los mercados financieros tradicionales y los mercados de criptomonedas. Es más probable que los protocolos existentes los adopten en sus ecosistemas actuales sólo después de que los nuevos protocolos demuestren ser operativos.

Otra esfera en la que los protocolos basados en los activos del mundo real podrían tener un impacto importante es la de las stablecoins. Existe una tendencia actual entre los reguladores, principalmente en los Estados Unidos, que se centra en todas las stablecoins que tienen emisores centralizados -como Tether (USDT) o USD Coin (USDC)-, con debates sobre la posible necesidad de imponer el requisito de que cualquiera de esos emisores tenga una licencia bancaria. Las obligaciones descentralizadas respaldadas por activos del mundo real podrían resolver este problema; sin embargo, es un tema que se debe debatir por separado.

Pero, ¿qué pasa con otros intentos de tokenización y con las STO? Por supuesto, ha habido casos exitosos antes. Las grandes instituciones financieras siguen estando ligeramente interesadas en el lanzamiento de esos productos, ya que podrían ahorrarles dinero. Pero lo más probable es que estas iniciativas se centren en ofertas privadas debido a los defectos mencionados.

Es ingenuo creer que muchos inversionistas en criptomonedas estarán dispuestos a hacer inversiones a largo plazo en mercados desconocidos. Especialmente con grandes oportunidades de inversión en el espacio DeFi. Hasta que se construyan nuevos regímenes para la oferta de instrumentos tokenizados (y no hay señales brillantes en esta dirección), creo que la oferta tokenizada de activos del mundo real en forma de STO seguirá limitada a ofertas cerradas sin atención del mercado mundial.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son sólo del autor y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sigue leyendo:

Artem Tolkachev es el fundador y CEO de Tokenomica. Durante más de seis años, Artem ha sido un líder de opinión clave en la tecnología Blockchain y de Tokenomica en la región de la CEI. Desde 2011, es abogado y empresario en propiedad intelectual y tecnología de la información. En 2016, Artem fundó y dirigió Deloitte CIS Blockchain Lab. Como parte de esa iniciativa, dirigió una serie de proyectos innovadores que implicaban la implementación de soluciones de tecnología Blockchain empresariales, la tokenización de activos del mundo real, la estructuración fiscal y legal de las ofertas de tokens de seguridad, el desarrollo de las criptomonedas y la legislación sobre tecnología Blockchain.

Ir a la Fuente
Author: Artem Tolkachev

Envía un comentario