Todo lo que necesitas saber sobre las comisiones en Bitcoin

Mercado alcista, igual a comisiones costosas. Esto es casi una ley en Bitcoin. En la medida en que el precio comienza a subir, la actividad en la red comienza a aumentar, más personas transfieren valor y pagan más dinero para que su transacción se confirme rápidamente. En este artículo ahondaremos sobre este fenómeno: explicaremos cómo funcionan las comisiones en Bitcoin, por qué existen, y cómo reducir costos por la tarifa de transacción.

¿Qué son las comisiones de Bitcoin?

Las comisiones de Bitcoin son esa tarifa que pagan los usuarios de la red desde su monedero personal (sea de autocustodia o custodiado por un proveedor de servicios) para que su transacción sea procesada y se registre en el libro contable o blockchain.

Estas tasas son distintas de aquellas que se pagan en los exchanges, sitios de compraventa, procesadores de pagos o demás servicios. En este caso, la tarifa pagada va al proveedor de servicio, mientras que, cuando se transfiere en la red Bitcoin, la comisión va a los mineros.

Cabe notar que, en algunos casos, como cuando se realiza un depósito o retiro entre el monedero personal y el monedero de un servicio como un exchange, puede que tengamos que pagar tanto la comisión de la red, como la comisión del exchange. La primera comisión variará dependiendo del estado de la red; la segunda, dependerá del proveedor de servicio.

Recordemos que Bitcoin es una red distribuida y descentralizada cuyas transacciones son aseguradas por otros usuarios, llamados mineros. No hay ninguna autoridad o institución central responsable de validar que las transacciones cumplan las reglas y de registrarlas en el libro contable. Por el contrario, esta tarea de procesamiento se realiza de manera voluntaria por usuarios que dedican recursos para mantener la seguridad de este sistema monetario.

Por esta razón, los usuarios pagan a los mineros un incentivo (la comisión) para que tomen su transacción, la validen y registren. El monto de esta tarifa no se encuentra preestablecido en el protocolo de Bitcoin, sino que es el usuario que envía la transacción quien debería decidir cuánto pagar de acuerdo a las condiciones de la red en ese momento. Decimos debería porque no todos los software de monedero tienen integrada la función que permite al usuario elegir su comisión, sino que calculan un promedio a partir de las comisiones pagadas en las últimas transacciones de la red para descontarlo de su saldo de monedero.

Si bien esto puede facilitar la experiencia de usuario y procurar que su transacción se procese más rápido, tiene el riesgo de que una transacción salga más cara de lo que debería, además de que puede contribuir al aumento del promedio de comisiones en momentos de congestión, creando un efecto de bola de nieve indeseable para toda la red.

Lo óptimo sería, entonces, utilizar monederos que permitan elegir la comisión y aprender cómo calcular la tarifa a pagar según la prisa que tengamos en que sea confirmada.

¿Por qué se pagan comisiones en Bitcoin?

Por el procesamiento de las transacciones, los mineros reciben la llamada recompensa de bloque, la cual incluye las comisiones, y los nuevos bitcoins creados. Sin embargo, la política monetaria de Bitcoin establece que la emisión de nuevas monedas se reducirá a la mitad aproximadamente cada cuatro años (fenómeno conocido como halving) hasta que el último bitcoin sea minado, lo cual ocurrirá alrededor del año 2140. Para entonces, las comisiones pagadas por transacción serán la única fuente de ingreso e incentivo para que los mineros mantengan la seguridad de la red.

Por otro lado, las comisiones son una manera de mitigar los ataques de spam a la red. Si realizar transacciones no tuviera ningún costo asociado, nada evitaría que actores maliciosos saturaran la cadena enviando transacciones de bajo monto de manera masiva, lo cual ralentizaría el procesamiento de transacciones honestas y reales.

¿Por qué son tan caras las comisiones en Bitcoin?

Las transacciones de Bitcoin no son intrínsecamente caras. De hecho, nada te impide pagar montos tan bajos como 1 satoshi por byte virtual si así lo deseas, aún si el promedio de comisiones estuviese en miles de sats. El problema es que, si hay muchos usuarios intercambiando bitcoins, probablemente tengas que esperar demasiado tiempo para que tu transacción sea procesada, y hasta corres el riesgo de que no se procese.

La formula “satoshi por byte virtual” nos da una clave sobre por qué pagamos tales tasas por transferir en Bitcoin. La comisión que paguemos no dependerá del monto transferido sino del espacio de bloque que ocupe nuestra transacción (y hay transacciones más pesadas que otras).

Las transacciones en Bitcoin son agrupadas en bloques de información para su procesamiento. Cada bloque tiene un espacio limitado para almacenar transacciones. Este espacio puede ser medido en tamaño -si se usa una dirección anterior al protocolo SegWit-; o tamaño y peso -si se usa una dirección posterior a SegWit (para conocer la diferencia, puedes leer este artículo). Una transacción con SegWit suele ser más ligera que una transacción sin él. Con todo, hay transacciones complejas (multi-fimas; multi-destino (batching); mezclas) que son más pesadas que una transacción simple con una sola entrada, una sola salida y una sola firma.

Como el espacio de bloque es un recurso escaso, se hace también un recurso valioso. Por esta razón, las personas que tienen más prisa por procesar su transacción y desean que sea incluida en el siguiente bloque, pagarán más a los mineros para que los incluyan. Desde la perspectiva más racional, un minero preferirá validar los bloques que contengan transacciones con mayor comisión que aquellas con comisiones bajas pues esto se traduce en mayores ganancias.

Imagina que un minero es un barco que transporta paquetes. Los paquetes más pesados, serán más caros de transferir. Si hay muchos paquetes esperando ser enviados, como el espacio en el barco es limitado, escogerá aquellos que paguen más por el envío, mientras que los demás paquetes tendrán que esperar a ser competitivos en relación a los demás (o aumentar su pago). Si todos los paquetes a enviar caben en el barco, todos serán transportados sin importar cuánto hayan pagado.

Así, si la mayoría de las personas está pagando 50, 80, 100 sats por byte virtual para confirmar su transacción, y tu envías una transacción con solo 1 sat, es probable que se quede mucho tiempo esperando en las mempools (memoria de los nodos donde las confirmaciones esperan a ser propagadas) hasta que un minero decida tomarla. Con todo, si no tienes apuro, puedes pagar una tarifa baja y esperar a que las mempools se descongestionen, o que algún minero se apiade de ti y tome tu transacción.

¿Por qué sube el promedio de las comisiones?

¿Qué sucede cuando aumenta el volumen de transferencias y muchas personas tienen prisa por confirmar su transacción? La competencia aumenta y, con ello, el precio de las comisiones.

El aumento de la actividad de transacciones en Bitcoin siempre es la causa del aumento de las comisiones. Sin embargo, esto no es un fenómeno aislado ni independiente. Se encuentra en directa relación con el poder de procesamiento y la dificultad de la minería para el momento en que decidamos transferir (en este artículo aclaramos estos conceptos).

Para controlar que la emisión de monedas se mantenga a un ritmo constante, cada 2016 bloques minados se ajusta la dificultad de minar un bloque en Bitcoin de acuerdo al poder de procesamiento o tasa de hash presente en la red para ese momento.

Si aumentó la tasa de hash, aumentará la dificultad de la minería, y viceversa. Sin embargo, puede ocurrir que un porcentaje de los mineros se desconecten mucho tiempo antes de un ajuste de dificultad. En esos casos, la capacidad de procesamiento de transacciones se ralentizará hasta que se ajuste nuevamente la dificultad de minado a la nueva tasa de hash, causando que se acumulen transacciones y, por tanto, que aumenten las comisiones.

Todo se resume a la cantidad de personas queriendo transferir bitcoins, la prisa que tengan esas personas, el dinero que estén dispuestos a pagar y la capacidad de la red para procesarlas en un momento dado.

¿Cómo elijo cuánta comisión pagar?

Para elegir cuánto pagar de comisión para tu transferencia, es necesario que conozcas el estado de las mempools en ese momento. Para ello, existen servicios de visualización como mempool.space, que permiten conocer datos como la cantidad promedio de sats que pagaron los últimos bloques minados, así como los bloques que están por minarse. También ofrece data sobre cuántas transacciones están esperando confirmación y un indicio de cuántos sats tendrías que pagar para que tu transacción se confirme en determinado tiempo.

Lo otro que tienes que determinar es en cuánto tiempo necesitas que tu transacción sea confirmada. Si requieres inmediatez, no tendrás de otra más que pagar la comisión promedio más elevada para ser incluido en el próximo bloque. Si puedes esperar, un buen consejo sería revisar en un explorador de bloques como BTC.com para saber si la tasa de hash ha caído y cuándo será el próximo ajuste de dificultad. Así, podrás decidir si vale la pena esperar hasta entonces. También, aunque no es una regla, los fines de semana suele haber menos actividad, por lo que es buen momento para transferir.

De cualquier manera, para poder elegir cuánta comisión pagar, necesitas un monedero que tenga habilitada esta función. Green de Blockstream o Samourai Wallet ofrecen esta posibilidad.

Y, como ya establecimos, entre más ligera sea tu transacción, pues más barata. Así que procura en lo posible utilizar transacciones nativas de SegWit.

¿Qué hago si envié una transacción con una comisión muy baja?

Cuidado con transferir con comisiones muy bajas en momentos de congestión; tu transacción puede quedarse estancada y hasta cancelarse.

Hay maneras de empujar tu transacción para que sea tomada por algún minero, pero si estabas buscando ahorrar con una comisión baja, puede que estos métodos terminen saliéndote más caros de lo que hubieras pagado con una comisión más alta desde un principio.

Los métodos más conocidos para destrabar una transacción son llamados Replace-by-fee (RBF) y Child-Pays-For-Parent (CPFP).

Para el primer caso, traducible por reemplazo por comisión, se trataría de reemplazar la transacción trabada con una tarifa baja, por una con mayor tarifa. Para ello, requeriremos un monedero que tenga habilitada esta función (aquí una lista) y debemos haber especificado, al momento de enviar la primera transacción, la condición de que pudiera ser reemplazable en el futuro.

El segundo método, traducible por el hijo paga por el padre, es útil cuando no establecimos la condición de reemplazable al momento de enviar la primera transacción. En este caso, se envía una segunda transacción con una comisión atractiva para los mineros (el doble del promedio de comisiones, por ejemplo) que gaste parte de los fondos de la primera transacción enviada (podemos utilizar el cambio de nuestra transacción original, por ejemplo). De esta manera, el minero se verá obligado a confirmar la primera transacción para tomar la comisión de la segunda. Este método no requiere que el monedero tenga habilitada ninguna función extra, sin embargo, puede ser difícil de implementar por usuarios novatos. Lo mejor es utilizar wallets como Electrum o Samourai que lo faciliten con un par de clics.

Conclusiones

Las comisiones pueden ser un verdadero dolor de cabeza (y de bolsillo), sobre todo en épocas de congestión. Por eso es importante entender cómo funcionan para no desperdiciar dinero de manera innecesaria.

Además de lo ya establecido, para ahorrar en comisiones nos beneficiará utilizar direcciones SegWit nativas. Entre menos pese nuestra transacción, menos pagaremos por ella. También, técnicas como el batching, que implica agrupar en una sola transacción pagos a múltiples direcciones, nos evitará que paguemos comisiones para cada una de las transacciones que debemos realizar.

Quizás lo mejor para evitar pagar comisiones exageradas sea transferir “fuera de la cadena”, es decir, a través de Lightning Network. La red de canales de pago de Bitcoin permite transferir valor de manera casi instantánea y a muy bajas comisiones, aún cuando la red está congestionado. Esto porque no registra las transacciones en el libro contable sino que las mantiene fuera de la cadena. En próximos artículos hablaremos más sobre Lightning. Por ahora, pudieras echar un ojo al monedero Muun, que permite gestionar pagos tanto en la cadena como fuera de la cadena desde una misma interfaz.


Todo lo que necesitas saber sobre las comisiones en Bitcoin was originally published in Orionx on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Envía un comentario