Democratizando el trading: ¿Qué más debemos hacer después de lo ocurrido con GameStop?

En los últimos años se ha hablado mucho de democratizar el comercio. Pero, ¿lo ocurrido recientemente con GameStop indica que hay que hacer más?

Quantfury

La democratización de las finanzas ha sido un tema dominante en los últimos años; las empresas luchan por crear condiciones equitativas y ofrecerles a los inversores amateurs las mismas oportunidades de las que disfrutan los fondos de cobertura y los inversores institucionales.

Ha habido algunos éxitos en el camino. Comprar acciones ahora es mucho más fácil que hace unos años. Internet ha contribuido a desmitificar los mercados de renta variable… permitiéndole a cualquiera formarse en el análisis técnico y acceder a la información más reciente. Los costes asociados a la exposición a las acciones también se han reducido.

Una de las empresas que impulsó esto fue Robinhood, llamada así por el personaje del folclore inglés que les robaba a los ricos para dárselo a los pobres. La plataforma se creó con la convicción de que todo el mundo debería tener acceso a los mercados financieros, haciendo que la inversión sea “amigable, accesible y comprensible tanto para los recién llegados como para los expertos”.

Era un mensaje tentador, que animaba a la gente a apuntarse en masa. Sin embargo, esta visión recibió un duro golpe como resultado del “short squeeze” de GameStop, que lideró el foro de Reddit r/Wallstreetbets. Un grupo de inversores minoristas se enfrentó a los fondos de cobertura que vendían en corto, haciendo que el precio de las acciones pasara de $20 a $483 en cuestión de semanas.

Al quedarse rápidamente sin efectivo para cubrir estas transacciones, Robinhood frenó de golpe y anunció que suspendía por completo las compras de acciones de GME. Después se impusieron restricciones. Esto causó una reacción entre los Redditors y amenazas de un boicot; acusaron a la empresa de ceder a los fondos de cobertura.

A esto le han seguido docenas de demandas colectivas, y algunos llegaron a afirmar que Robinhood les “robaba a los pobres para dárselo a los ricos”. E inevitablemente, algunos entusiastas de las criptomonedas han señalado cómo las finanzas descentralizadas y los activos digitales ayudan a resolver esto, porque realmente tienen el potencial de democratizar el mundo del comercio.

¿Un modelo de negocio defectuoso?

Robinhood ahora se está desempolvando; el CEO de la compañía les pidió disculpas a los clientes en una audiencia del Congreso, y describió la situación como “inaceptable.”

No obstante, esta no es la primera vez que la plataforma de comercio ha terminado en el lado equivocado frente a los clientes. En diciembre de 2020, la Comisión de Valores de Estados Unidos acusó a Robinhood de “no cumplir con su deber de buscar las mejores condiciones razonablemente disponibles para ejecutar las órdenes de los clientes”, y la compañía pagó $65 millones para resolver los cargos.

La SEC alegó que se habían hecho “declaraciones y omisiones engañosas” en la forma en que la empresa se comunicaba con sus clientes. Esto se refería al hecho de que Robinhood enviaba las órdenes de los clientes a las empresas para su ejecución y recibía un pago a cambio. Aunque uno de los principales argumentos de venta de la plataforma de negociación para los clientes era el hecho de que está “libre de comisiones”, el regulador dijo que el uso “inusualmente alto” de otras empresas de negociación significaba que a menudo las órdenes se ejecutaban a precios inferiores.

Incluso después de tener en cuenta el ahorro que los usuarios consiguieron al no pagar comisiones, la SEC estimó que sus clientes acabaron perdiendo $34.1 millones. Como señaló Joseph Sansone, funcionario de la SEC: “Robinhood no trató de obtener las mejores condiciones razonablemente disponibles al ejecutar las órdenes de los clientes, lo que hizo que los clientes perdieran decenas de millones de dólares”.

En ese momento, la compañía le dijo a Cointelegraph que “el acuerdo se refiere a las prácticas históricas que no reflejan a Robinhood hoy en día.”

¿Las plataformas impulsadas por criptomonedas son una alternativa?

Quantfury dice que pretende resolver los problemas observados con las plataformas de comercio centralizadas, ya que ofrece el comercio e inversión sin comisiones, dándole a la gente acceso a los precios al contado en tiempo real de los exchanges de criptomonedas globales sin comisiones.

La plataforma ofrece acciones, criptomonedas, fondos cotizados y futuros, y añade que está impulsada por la determinación de ser transparente y honesta. Los datos de negociación de Quantfury se digitalizan y se publican de forma anónima mediante un contrato inteligente, lo que significa que la autenticidad de los volúmenes en su plataforma puede verificarse fácilmente.

Según la empresa, también ofrece una gama más amplia de características: les permite a los usuarios operar en largo y en corto, beneficiarse de la ejecución garantizada, y financiar sus saldos de cuenta en la criptomoneda de su elección.

El fundador de Quantfury, Lev Mazur, es un apasionado de la igualdad de condiciones. En un artículo en el que exponía la verdad sobre el comercio minorista, escribía: “Gente sencilla en todo el mundo pierde miles de millones de dólares diariamente debido a plataformas de comercio peligrosas, cuyo único objetivo es agitar y quemar a sus usuarios con precios de activos manipulados, así como con comisiones visibles y ocultas.

En los últimos dos años, la empresa afirma que ha conseguido que sus usuarios, que se denominan Quantfurians, no estén en desventaja, permitiéndoles ser dueños de su propio destino.

Lee más información sobre Quantfury aquí

Descargo de responsabilidad. Cointelegraph no respalda ningún contenido o producto mostrado en esta página. Si bien nuestro objetivo es proporcionar toda la información importante que pudimos conseguir, los lectores deben hacer su propia investigación antes de tomar cualquier acción relacionada con la empresa y llevar la plena responsabilidad de sus decisiones. Este artículo no puede considerarse como un consejo de inversión.

Ir a la Fuente
Author: Connor Sephton

Envía un comentario