¿Puede una misma criptomoneda existir en distintas blockchains?

¿Te has preguntado por qué puedes usar USDT o Tether en Ethereum, Tron, Liquid y demás? ¿WBTC, RenBTC, rBTC, L-BTC, son iguales a Bitcoin? ¿Si dos blockchains tienen el mismo token, puedo saltar entre redes? ¿Hay vida después de la muerte? ¿Desea soda extra grande con su pedido? Si tienes alguna de estas dudas (excepto las últimas dos), en este artículo encontrarás tu respuesta.

A la pregunta que encabeza este texto (¿puede una misma criptomoneda existir en distintas blockchains?) podemos asegurar con toda certeza y sin lugar a dudas, que sí y no. ¿Confuso, eh? “No tanto”, responderás con orgullo y suficiencia, porque ya absorbiste hasta la última gota de conocimiento en nuestro artículo sobre diferencias entre criptomonedas y tokens.

Recordarás en voz alta, como el niño nerd de la clase, que una criptomoneda tiene blockchain propia (como bitcoin en la red Bitcoin) y un token vive en la blockchain de un tercero (como USDT en la red Ethereum y en cerca de diez redes más).

Una blockchain necesita una unidad de cuenta para representar el valor que se transmite a través de un protocolo y poder registrar los intercambios en el libro contable. Esta unidad de cuenta puede ser, tanto la criptomoneda nativa de esa blockchain, como un token creado por un tercero que utilice dicha blockchain como capa de transporte. Es como si Ethereum fuera una autopista y permitiera que los automóviles de USDT y demás tokens (bajo la forma de contratos inteligentes) viajaran a través de sus vías, cobrándole un peaje en ethers (el llamado gas o comisión por procesamiento).

“Pero, si voy por una autopista, así tenga el mismo auto, no puedo saltar mágicamente a otra autopista”, objetarás, con la agudeza y perspicacia que te caracteriza. Y habrás objetado parcialmente bien.

Efectivamente, los tokens que transitan por una red de blockchain solo se pueden desplazar a través de esa red. Esto sucede porque cada protocolo tiene sus propias reglas de consenso, es decir, las condiciones que todos los participantes han acordado como válidas para el funcionamiento de la red. El mínimo incumplimiento de alguna de las reglas produciría el rechazo de la transacción.

Así, si intentas transferir 1 USDT que estaba en la autopista de Ethereum (direcciones que comienzan con 0x), hacia una dirección en la autopista de Tron (que comienzan con T mayúscula), lo más probable es que pierdas, no solo tu viaje, sino tu dinero. Así que cuida que tus transferencias sean realizadas a direcciones de la misma red para evitar accidentes.

¿Pueden comunicarse las blockchains?

“Pero, dijiste que la respuesta había estado parcialmente bien. ¿Cuál es el matiz?”. Muy atento de tu parte. La verdad es que, con el avance de la tecnología, se han desarrollado estrategias para que las redes de blockchain puedan comunicarse e interactuar para transferir tokens entre ellas. Para ello existen varios métodos, dependiendo de las necesidades del usuario.

Quizás la manera más tradicional y obvia sea simplemente hacer una transferencia a un exchange como Orionx que tenga soporte para las dos criptomonedas o tokens que desees intercambiar y seguir adelante con tu vida.

Ahora, si quieres mantener el control de tus llaves privadas, también tienes la opción de utilizar un DEX o exchange descentralizado como Uniswap. El problema con esto es que pocos DEX admiten el intercambio entre distintas blockchains. Solo aquellos que tengan soporte para intercambios atómicos o atomic swaps podrán lograrlo.

Los intercambios atómicos entre cadenas son una herramienta basada en un tipo especial de contrato inteligente, conocidos como hashed time locked contracts (HTLC) o contratos de bloqueo por hash y por tiempo, que permite intercambiar criptomonedas entre distintas blockchains sin necesidad de intermediarios ni de confianza. Se trata de un tipo de transacción que se da completamente, o no se da. De ahí el adjetivo atómico (del griego a-tomón: sin partes), pues este tipo de intercambio elimina el riesgo de que sólo una de las partes transfiera y estafe a su contraparte.

Los HTLC también son utilizados para abrir canales de pagos en Lightning Network o para transferir tokens a una sidechain o cadena lateral. En estos casos, es más sencillo lograr el intercambio desde un punto de vista técnico pues, tanto un canal de pago, como una cadena lateral, son segundas capas sobre una red nativa. Por esto, hay mayor compatibilidad en términos de software que cuando se trata de otras blockchains con reglas de consenso diferentes. Esta es la causa de que no existan (todavía) intercambios atómicos entre todas las blockchains; se trata de un trabajo en proceso.

¿Hay alguna diferencia sobre en cuál blockchain está mi token?

Sí, hay muchas diferencias, pues las blockchains no nacen ni crecen iguales. Establecimos que cada red de blockchain tiene sus propias reglas de consenso. Esto determinará cómo serán los protocolos que cumplirá dicha cadena (cuánto peso de transacciones procesa cada bloque; cada cuánto tiempo se añade un nuevo bloque a la cadena; cómo será el mecanismo para establecer las comisiones; entre muchas otras).

Dichas características determinarán factores como la velocidad de confirmación de las transacciones. Pero el desarrollo de protocolos distribuidos y descentralizados, que no obedecen al control y decisión de una figura central, es un proceso delicado en el que cada decisión tiene sus sacrificios. Además, más allá de las propiedades innatas con las que la red fue concebida, existen características emergentes que dependen en gran medida de la interacción de los usuarios, sobre todo la seguridad.

En nuestros artículos sobre minería hemos visto que la seguridad de una blockchain depende de la cantidad de hashrate que demuestre su trabajo sobre ella. Bitcoin, siendo la red con más hashrate de todas, inevitablemente es la red más segura, en el sentido de que se tiene la certeza de que será mucho más costoso para un atacante modificar el historial de transacciones. Para obtener el mismo grado de seguridad de liquidación de seis confirmaciones en Bitcoin, que toman aproximadamente 45 minutos, le tomaría al menos 225 confirmaciones a Ethereum, equivalentes 49 minutos. Y en estas comparaciones, realmente el resto de las criptomonedas salen muy mal paradas.

¿Cuántas confirmaciones equivalen a seis confirmaciones en Bitcoin? Fuente: howmanyconfs.com

Por esta razón, y para responder la pregunta planteada en el primer párrafo, no, no es lo mismo BTC que WBTC, RenBTC, rBTC, L-BTC. Se trata de versiones tokenizadas de bitcoin que siguen su precio pero funcionan en otras redes (Ethereum para las dos primeras; RSK para la tercera; Liquid para la cuarta). Estos tokens sirven para representar y dar exposición al precio de bitcoin, tal como un índice financiero, pero no equivalen al nivel de seguridad de la red Bitcoin.

Pero todo depende del uso que cada persona tenga en mente. Sin duda, contar con un token que siga el precio de bitcoin es de utilidad para quienes quieran especular en el mercado de las DeFi. Lo importante es saber que si envías bitcoins a una dirección de WBTC o a cualquier otra red sin pasar por un exchange o realizar un intercambio atómico, sufrirás las mismas consecuencias que en nuestra metáfora anterior.

Sobre la vida después de la muerte, por falta de espacio para esta publicación, mejor te recomendamos la lectura de aquel famoso Libro Tibetano.


¿Puede una misma criptomoneda existir en distintas blockchains? was originally published in Orionx on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Envía un comentario