El caso de GameStop sienta las bases para un nuevo orden financiero descentralizado

El caso de GameStop puede indicar un cambio de paradigma en el sistema financiero o incluso la creación de uno completamente nuevo.

Toda transformación significativa viene acompañada de un nuevo conjunto de herramientas, que siempre es sorprendente en su momento y obvio en retrospectiva. Bitcoin (BTC), el cambio climático y GameStop son ejemplos de formas en las que la acción masiva está impulsando una acción dramática, no evolutiva. También podemos ver que se trata de vectores individuales del mismo movimiento, que ponen de relieve las partes ineficientes del sistema heredado y las soluciones impulsadas por una agregación de individuos con una creencia colectiva.

Lo que resulta sorprendente, pero no inesperado, es que algunos de estos acontecimientos ponen de manifiesto la naturaleza opaca de los sistemas centralizados. Siguen la reciente tendencia de empresas como Reddit, Robinhood y E-Trade a restringir el acceso de los usuarios a plataformas enteras o a funciones específicas. El episodio de GameStop demostró cómo los sistemas centralizados podían dirigir los procesos de negociación y perjudicar injustamente a los inversores minoristas en beneficio de las instituciones heredadas. En concreto, sacó a la luz una cantidad sorprendente de requisitos de garantía a los corredores, como Robinhood, por parte de las sociedades de compensación. El razonamiento para ello era el mantenimiento de niveles suficientes de margen.

Otra cosa que salió a la luz es que corredores como Robinhood, Fidelity, E-Trade, Charles Schwab y TD Ameritrade se involucran en una práctica muy debatida llamada “pago por flujo de órdenes” que podría conducir a la ejecución inicial. En este proceso, las empresas de creación de mercado como Citadel Securities pagan a un corredor una tarifa para acceder a las órdenes realizados por los comerciantes minoristas. Cuando se agrupan, estas órdenes brindan a los creadores de mercado acceso a información sobre posibles movimientos de precios futuros a corto plazo. ¿Existe algún beneficio para el trader minorista? Como afirman las empresas de corretaje: sí, pues esta práctica permite operaciones sin comisiones.

Aunque estas prácticas son comunes en Internet y las finanzas tradicionales dentro de un contexto limitado, las cosas pueden volverse inciertas cuando tomamos una perspectiva más amplia de las implicaciones similares de la censura en otras áreas de nuestra sociedad.

En respuesta a este sistema roto, las alternativas descentralizadas viables crean la condición previa para un éxodo masivo, lo que marca una reducción histórica de las estructuras centralizadas. Las finanzas descentralizadas, o DeFi, y los exchanges descentralizados, o DEX, juegan un papel importante en esta transformación más amplia, abordando la opacidad inherente a los sistemas financieros tradicionales y las desventajas resultantes para los participantes comunes.

¿Pueden DeFi y los DEX ser una alternativa justa a las finanzas tradicionales?

La naturaleza descentralizada de la tecnología Blockchain confiere resistencia a la censura. Por lo tanto, permite aplicaciones en las que la capacidad de los actores centralizados, como Robinhood, para restringir a los traders, simplemente se puede diseñar. La naturaleza de código abierto y auditable de un ecosistema descentralizado haría que tales movimientos fueran obvios y resultaría en el descrédito de tales exchanges por parte de sus usuarios. Por lo tanto, los DEX ofrecen la promesa de una función de exchange resistente a la censura en la que los usuarios, independientemente de su estatus minorista o institucional, pueden participar conceptualmente en un campo de juego mucho más uniforme.

La innovación en torno a los DEX se encuentra todavía en las etapas iniciales y experimentales. Pero, tiene el potencial de permitir a participantes dispares acceso sin restricciones a un mundo ilimitado de intercambio de activos, no solo para tokens tradicionales de blockchain, sino también para acciones públicas, materias primas, derivados y, sí, incluso eventualmente GameStop, si los usuarios lo demandan.

Muchos fundadores en el espacio dicen que las desigualdades de las finanzas tradicionales los motivaron a construir su parte del ecosistema DeFi. Alex Pack, socio gerente de Dragonfly Capital, dijo:

“El objetivo de DeFi es reconstruir el sistema bancario para todo el mundo de esta manera abierta y sin permiso. Solo se tiene esa oportunidad cada 50 años”.

En 2014, Harsh Patel, de la Fundación Bitcoin, publicó un documento titulado “Un exchange descentralizado basado en blockchain”, en el que esbozaba cómo el código, y no las instituciones, podría gestionar el mercado de intercambio. La idea no era nueva, pero llegó en un momento en el que los mercados de criptomonedas se enfrentaban a dificultades. Mt. Gox, junto con muchos otros exchanges de criptomonedas centralizados, se hundió entre 2011 y 2014 debido a los hackeos y a la pérdida de los activos de sus usuarios.

Para evitar los defectos inherentes a los exchanges centralizados, una serie de empresarios trataron de lanzar DEX, apoyando lo que vendría a ser los valores centrales de DeFi: la transparencia, el acceso sin restricciones a las oportunidades de comercio y los mercados, y la opción de participar en la toma de decisiones en las plataformas que utilizan a través de la propiedad de tokens de gobernanza.

El futuro es descentralizado

Los primeros protocolos DEX funcionaban utilizando contratos inteligentes para facilitar el comercio de criptomonedas en transacciones directas entre pares. Sin embargo, los desafíos, incluida la falta de liquidez y la mala experiencia del usuario, impidieron que los DEX se convirtieran en plataformas viables para los usuarios. Hoy en día, los protocolos DEX iterativos e innovadores han logrado avances considerables para superar esos desafíos y se están configurando para tener interfaces comerciales familiares para los mercados tradicionales. Por ejemplo, los traders de hoy pueden comprar criptomonedas con saldos de tarjetas y cuentas bancarias directamente con rampas de entrada/salida fiat que convierten fiat en criptomoneda y viceversa.

Además, los DEX que se lanzarán pronto introducirán características relacionadas con los mercados tradicionales, como análisis de mercado y herramientas de negociación como gráficos de liquidez, volumen de operaciones y profundidad del libro de órdenes. Estas funcionalidades brindan a los usuarios datos objetivos en tiempo real e información sobre el panorama comercial.

En este nuevo sistema financiero, los DEX que utilizan creadores de mercado automatizados, como Uniswap o 1inch, generan igualdad de condiciones para todos los participantes. No existen los corredores, cámaras de compensación ni creadores de mercado centralizados; las operaciones se liquidan de igual a igual o de igual a protocolo sin árbitros, excepto los codificados por contratos inteligentes. Y críticamente, no hay diferentes conjuntos de reglas para diferentes grupos de jugadores.

También se mejora el acceso. Mientras que en los mercados tradicionales, puede ser difícil ingresar debido a los complejos requisitos de acreditación, un DEX típico requiere poca o ninguna información privada del usuario. Estos estándares ofrecen un beneficio de anonimato y una medida de protección de la privacidad que de otra manera no está garantizada al entregar su información personal identificable a un broker centralizado. Sin embargo, esto puede cambiar con más leyes contra el lavado de dinero que llegan a DeFi y el entorno regulatorio sigue siendo incierto. Pero los equipos están trabajando en soluciones para abordar tanto los requisitos de cumplimiento como el deseo de privacidad de un individuo, lo que permite a los usuarios conservar la propiedad total de sus activos y derechos de identidad, y otorga permisos específicos a las empresas para verificar su identidad.

Si la saga de GameStop resulta ser algo más que una anomalía momentánea, en estos momentos podríamos estar asistiendo a la aparición de un cambio profundo en el sistema financiero o a la creación de uno totalmente nuevo. Al igual que las empresas de tecnología financiera facilitaron la participación de los consumidores en los mercados financieros, los DEX están abordando los defectos de los mercados centralizados. En cierto modo, esta generación de DEX puede convertirse en el nuevo Robinhood. Tal vez este sea uno de esos momentos en los que las personas, y no el legado institucional, definirán el futuro.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y negociación implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Elvina Kamalova es directora de inversiones en Aludra Capital, una empresa de gestión de inversiones en activos digitales con sede en San Francisco. Elvina tiene experiencia en inversiones en activos digitales, gestión de carteras y desarrollo de productos fintech. Ha recibido el Premio al Servicio Voluntario del Presidente, otorgado por el ex presidente Barack Obama. Ha apoyado a emprendedores subrepresentados y la educación STEM de las niñas y cree en la importancia de desarrollar soluciones para reducir la brecha de riqueza y cultivar el avance humano.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Elvina Kamalova

Envía un comentario