Siete de cada diez españoles utiliza soluciones cashless para pagar gastos diarios

Según la fintech ID Finance, para los españoles, pagar con dinero en efectivo se está convirtiendo en algo del pasado

¿Pagar con dinero en efectivo se ha convertido en algo del pasado? Así parece según indicaron desde la fintech ID Finance, a Cointelegraph en Español, con datos surgidos de una encuesta.

“Hoy en día, se utiliza la tarjeta incluso para pagar las compras de más insignificante valor. Sin embargo, la mayoría de las entidades financieras imponen comisiones o piden vinculaciones como nóminas, seguros, domiciliaciones de recibos o un mínimo de pagos con tarjetas para poder contratar cuentas con tarjetas de crédito o de débito asociadas”, diagnosticaron desde ID Finance.

Con el objetivo de conocer las preferencias de los consumidores para gestionar su economía doméstica, es que esta firma especializada en crear servicios bancarios digitales ha elaborado una encuesta. Según explicaron, el resultado de la misma demostró que la sociedad está abandonando el uso de dinero en efectivo y reveló la creciente necesidad de los consumidores españoles de disponer de productos financieros que ofrezcan mayor flexibilización de pago.

Datos para tener en cuenta

El 52,7% de los encuestados declaró que los gastos en alimentación son uno de los más importantes de su economía doméstica. No obstante, el 35,7% gasta una mayor parte de sus ingresos en el hogar, abarcando este concepto categorías como, luz, agua, gas u otros servicios como Internet. Para realizar el pago de estos gastos cotidianos, 7 de cada 10 consumidores recurren a un método de pago que no sea el efectivo. Es más, solo el 16% declara pagar siempre con efectivo.

Según ID Finance, la reducción de la interacción física en los últimos meses y la comodidad que supone utilizar el contactless de la tarjeta son algunos de los factores que la han convertido en el método de pago por excelencia. 

Sin embargo, abrir una cuenta bancaria gratuita con tarjeta de débito o crédito asociada cada vez es más difícil, porque la mayoría de las entidades bancarias tradicionales imponen comisiones de mantenimiento. 

El problema de las comisiones

Para un 62,3% de los usuarios encuestados, las comisiones son el factor más importante a la hora de contratar o no un producto financiero en el banco. A diferencia de los bancos tradicionales, muchos bancos online no incluyen estas comisiones de mantenimiento lo que supone un ahorro de hasta 240 euros anuales para los clientes.

Existen cuentas como las de Openbank que permite al titular tener una cuenta corriente sin comisiones y una tarjeta de débito gratuita. N26 es otro banco online que permite tener una cuenta y una tarjeta virtual gratuitas. Sin embargo, si el cliente quiere una tarjeta de débito física deberá realizar un pago único de 10 euros. Otra opción es Plazo, que ofrece a todos sus clientes una cuenta con IBAN español, una tarjeta virtual y una tarjeta física totalmente gratuitas.

Aplazamientos

Otro de los datos que refleja la encuesta es que los clientes demandan la posibilidad de aplazar la posibilidad de aplazar los pagos en las compras diarias. De hecho, un 61% de los encuestados afirma que estaría dispuesto a aplazar el pago de sus compras diarias realizadas con la tarjeta si eso fuese posible, lo cual evidencia la creciente necesidad de los consumidores de disponer de más servicios de flexibilización del pago. 

Las entidades están empezando a incorporar poco a poco este tipo de servicios. De hecho, Plazo plantea lanzar en unos meses este servicio lo que le dará una mayor flexibilidad de pago a sus clientes.

Esta tendencia de consumo está ligada al crecimiento de las soluciones BNPL (Buy Now Pay Later), sistema de pago que permite al usuario disfrutar de sus compras online y aplazar el pago.  

Te puede interesar:

Ir a la Fuente
Author: Fernando Quirós

Envía un comentario