¿Qué es la EIP-1559 y cómo afectará a las comisiones de Ethereum?

Si has usado la red Ethereum desde agosto de 2020, sea para comprar algún NFT, crear un token o invertir en el mercado DeFi, ya sabes que las comisiones superaron la estratósfera. Si eres de aquellos que dejaron de usar Ethereum porque te costaba más pagar el gas que el valor de la transacción, hay una buena noticia para ti: la EIP-1559.

Primero que nada, ¿qué son esas letras y números raros? Si lo primero que pensaste es que debe ser una palabra nativa del planeta de Vitalik Buterin, tendrías razón si Ethereum fuera un planeta.

Las letras EIP son las siglas en inglés para las Propuestas de Mejora de Ethereum. Al ser una red descentralizada y abierta, las modificaciones en el protocolo Ethereum pueden ser sugeridas por cualquiera. Pero para mantener cierto orden, estas propuestas deben ser presentadas siguiendo un formato estándar, llamado EIP. Si tienes alguna idea sobre cómo solucionar el actual problema de las comisiones, usa otras EIP como plantilla. En caso contrario, lo mejor es entender de qué se trata la Propuesta de Mejora de Ethereum 1559.

La EIP-1559 es “un mecanismo de tarificación que incluye una comisión de red fija por bloque a ser quemada que expande/contrae el tamaño de los bloques para lidiar con congestiones temporales”. Esto tiene varias implicaciones tanto a nivel de funcionamiento de la red como en la política monetaria de Ethereum. Para entender cabalmente el cambio, resulta de utilidad que repasemos brevemente cómo funcionan las comisiones en la actualidad. Más adelante, en este mismo artículo, desglosaremos la EIP-1559 en profundidad.

¿Cómo funcionan las comisiones en Ethereum actualmente?

El sistema de comisiones de Ethereum es un poco más complejo que el de Bitcoin, descrito en entregas anteriores. Ambos se basan en un sistema de incentivos en el cual se parte del supuesto de que los mineros procesarán primero aquellas transacciones que más beneficios económicos ofrecen, mientras que los usuarios solo pagarán el monto indispensable para que su transacción se confirme en cierto tiempo, dependiendo de la congestión de la red.

Sin embargo, al ser distintos los objetivos de estas redes, distintas también son sus arquitecturas. Bitcoin fue creado para ser dinero. Como tal, su sistema de comisiones está pensado sobre todo para mitigar los posibles ataques de spam, pues el costo desincentiva a los atacantes. Pero, en el caso de Ethereum, que desde su concepción se diseñó con el objetivo de servir como una computadora mundial descentralizada, las comisiones sirven para pagar los recursos computacionales necesarios para procesar sus operaciones.

Este artículo no es el lugar para profundizar en el funcionamiento de Ethereum. Sin embargo, si es necesario aclarar que cada operación compleja que se realiza en la red nativa, como los contratos inteligentes para crear tokens, para bloquear ethers a cambio de Dai o para hacer intercambios a través de Uniswap, necesita de cierto “combustible” para avanzar. Este combustible es llamado Gas.

El Gas está estrechamente relacionado con las comisiones, pero no son lo mismo. El Gas es la unidad de medida de la cantidad de recursos computacionales necesarios para las operaciones en Ethereum. Suelen tener un precio estable. Por ejemplo, una transacción tradicional entre direcciones requiere 21.000 gas mínimo para realizarse. El siguiente cuadro, extraído de Libro Amarillo de Ethereum, lista algunas operaciones y su costo en gas.

Para hacer esto más fácil de entender, podemos imaginar que la transacción que queremos realizar en Ethereum es como un automóvil que necesita desplazarse, pero necesita gasolina (gas) para ello. Los mineros serían la estación de servicio que provee el gas. Y el precio que pagarás por ese gas son las comisiones de Ethereum.

En la actualidad, no existe un precio fijo en ethers para pagar el gas. Cuando no hay congestión en la red, el precio promedio del gas es de aproximadamente 20 Gwei, es decir, 0.00000002 ETH. Sin embargo, cuando la demanda aumenta y las transacciones comienzan a competir por espacio en el bloque, las personas con más prisa por confirmar su transacción comienzan a pagar más comisiones por gas para que los mineros les den prioridad por encima de otras transacciones. Esto ha llevado a que, desde agosto de 2020, durante el llamado verano DeFi, las comisiones en Ethereum comenzarán a crecer para terminar luciendo así:

Precio de las comisiones de Ethereum en dólares (línea verde) y en ethers (línea roja). Fuente: CoinMetrics.

EIP-1559: una solución a las comisiones

La Propuesta de Mejora de Ethereum 1559, planteada por Vitalik en abril 2019, pretende solucionar el problema de las comisiones que ha hecho tan prohibitivo usar esta red en tantas ocasiones en su historia. Después de dos años esperando aprobación, se llegó a un acuerdo el 5 de marzo del 2021 para que sea adoptada con la próxima bifurcación, London, a implementarse en julio de este año.

Como se estableció al inicio de este artículo, la EIP-1559 predetermina un umbral de precios para las comisiones, considerando el costo mínimo necesario para que una transacción sea incluida en un bloque. Esta comisión base será ajustada por la propia red dependiendo de qué tan lleno resulte el bloque anterior. Si contiene más o menos gas del límite de 12.5 millones de gas por bloque, aumentará o disminuirá la comisión base.

Si la comisión base aumenta por un factor de 10 cada 20 bloques llenos, lo cual toma alrededor de cinco minutos, el costo de la transacción crecerá tanto que desincentivará a muchos usuarios a transferir, haciendo que el costo disminuya en futuros bloques y reanudando el incentivo para transferir.

Sin embargo, teóricamente, si la comisión base fuera entregada a los mineros como sucede actualmente, LA EIP presupone que estos se verían incentivados a congestionar la red para percibir más ganancias. Por esta razón, la propuesta también incluye un cambio que afectará la política monetaria de Ethereum: la quema de comisiones.

Los ethers que sean usados para la comisión base serán eliminados para siempre del circulante de Ethereum, reduciendo el suministro de esta criptomoneda y haciéndola más escasa. Este es uno de los elementos que ha hecho popular la EIP-1559 entre los inversionistas, pues modificaría el suministro infinito establecido en la actualidad en Ethereum.

Pero, como es de suponerse, a los mineros no les agrada tanto la idea. Si bien se han organizado para protestar en contra de la implementación de esta propuesta, hasta la fecha no han tenido demasiado éxito.

Aunque los mineros son quienes garantizan la seguridad de las transacciones de Ethereum en la actualidad, son los usuarios quienes le dan valor a la red. Y si los usuarios se ven obligados a utilizar otras redes debido a los costos de las comisiones en Ethereum, no existirá valor que los mineros protejan.

Además, los mineros de Ethereum son conscientes de que su existencia en esta red tiene fecha de caducidad. Cuando Ethereum 2.0 esté finalmente listo y se produzca la transición hacia la nueva cadena, se migrará del actual sistema de consenso basado en Prueba de Trabajo hacia uno basado en Prueba de Participación, donde las transacciones dejarán de ser aseguradas por mineros, y los validadores con cierto stake en la red pasarán a cumplir este rol.

Sin embargo, no todo es terrible para los mineros de Ethereum. A pesar de que la comisión base se quemará, la EIP 1559 contempla la inclusión de una propina opcional a ser determinada por los usuarios con el fin de mantener el incentivo para priorizar transacciones, sin que esto cause el colapso de la red. Esta propina es necesaria también para evitar que resulte más rentable para los mineros agregar bloques vacíos y solo cobrar el subsidio de bloque, sin incurrir en el costo computacional de procesar transacciones.

Finalmente, el usuario, al crear su transacción, determinará un valor máximo que estará dispuesto a pagar, tanto para la comisión base como la propina. Este valor es conocido como límite de comisión. La transacción solo será incluida en el bloque si el límite de comisión es mayor que la comisión base requerida.

¿Cómo impactará la EIP-1559 a Ethereum?

Además de sus evidentes efectos en la congestión de la red de Ethereum y en sus comisiones, la EIP-1559 modificará la política monetaria del ether. Con la quema de comisiones, Ethereum pasará de un modelo inflacionario a uno deflacionario.

Al reducirse el circulante y, por tanto, la oferta, muchos esperan que esto impulse el precio de ETH en los momentos en que aumente la demanda. Y al ser la quema de comisiones una función del uso de Ethereum, entre más transacciones se realicen en la red, menos ETH habrá en circulación.

Con todo, cabe notar que la quema de la comisión base por sí sola podría no evitar largos periodos de congestión en Ethereum si la demanda de transacciones permanece alta. Los límites de procesamiento de Ethereum siguen siendo los propios de las redes de blockchain, y los desafíos de escalabilidad siguen estando presentes.

Entre los desarrolladores de Ethereum, la EIP-1559 se plantea como una solución inmediata para aliviar un poco las presiones actuales. Pero su fe para un Ethereum con mayor capacidad de procesamiento está depositada en la transición hacia la versión 2.0 de esta cadena.


¿Qué es la EIP-1559 y cómo afectará a las comisiones de Ethereum? was originally published in Orionx on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Envía un comentario