¿Por qué los banqueros aman Bitcoin?

¿Están los banqueros enemistados o conformes con BTC? ¿Cuál es la realidad?

Sin lugar a dudas, no todo es lo que parece ser. Se dice con frecuencia que los banqueros se oponen a Bitcoin, porque Bitcoin significa el fin de la banca. Se sugiere que Bitcoin es para los banqueros lo que Uber es para los taxistas. ¡Por supuesto que los banqueros detestan Bitcoin! Bitcoin es el fin de todos los bancos. Pero me temo que las cosas no son así de sencillas. 

Para descubrir la verdad, hay que entrar en detalles. Pese a que algunos CEOs de bancos, han expresado su escepticismo personal en torno a Bitcoin en el pasado, eso no quiere decir que automáticamente todos los banqueros odian Bitcoin porque se sienten amenazados. Nos guste o no, la realidad es muy diferente. Los banqueros no ven a Bitcoin como una amenaza. Por lo contrario, los banqueros ven a Bitcoin como una gran oportunidad. 

Jamie Dimon, CEO de JP Morgan Chase, es particularmente conocido por no tener pelos en la lengua. En más de una ocasión, su incontinencia verbal ha colocado a su banco en problemas. Sin embargo, esa sinceridad sin frenos es parte de su carisma. Ya son muchos años en la palestra pública y la gente lo conoce. Sucede hasta en las mejores familias. Me refiero a la persona que habla sin pensar, pero es tolerado porque nos cae bien. Hoy comete una imprudencia, pero en la mañana se retracta. Sin embargo, todo se tolera en buen humor. Su espontaneidad le hace decir cosas que no debería decir. Pero es esa espontaneidad lo más nos gusta de él. 

Sigue leyendo: El dilema de Ray Dalio: ¿Bonos o Bitcoin?

Hace un par de años, en una entrevista le preguntaron a Jamie Dimon sobre Bitcoin. De manera espontánea, expresó su rechazo categórico. Por supuesto que la noticia le dio la vuelta al mundo. Y los bitcoiners, naturalmente, se colocaron a la defensiva. Los banqueros, por supuesto, siempre han tenido mala reputación. O sea, es muy fácil satanizarlos. El banquero malo es un favorito de las masas. Entonces, es muy fácil despreciar a Jamie Dimon por sus comentarios negativos hacia Bitcoin. Claro que sus comentarios, en su momento, alimentaron a la narrativa de que los banqueros se sienten amenazados por Bitcoin. Por ende, Jamie Dimon simplemente está cuidando su trabajo. 

A los pocos meses, sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar. Mencionó con una sonrisa irónica en el rostro que su hijo había comprado Bitcoin. Adicionalmente, comentó que tenía a un equipo indagando en el asunto. Todavía no podemos decir que Jamie Dimon es un bitcoiner empedernido, pero al menos podemos decir que tolera la idea. Después de todo, JP Morgan anunció recientemente su fondo Bitcoin. De hecho, tiene analistas realizando estudios y predicciones del precio. ¿Por qué el cambio de opinión? Bueno, es muy sencillo en realidad. Bitcoin tiene el interés del público. Y para JP Morgan es rentable subirse al bus. 

Los banqueros están aprendiendo a amar Bitcoin, porque pueden hacer dinero con él. Así de sencillo. Citi, Wells Fargo, Goldman Sachs, BBVA, Santander, y muchos otros han comenzado a ofrecer servicios de criptomonedas. No es sorpresa. Desde de todo, el crédito es vital en el mundo de las inversiones. Y los bancos, nos guste o no, tienen sus manos en todo. ¿Quiénes financian a las principales criptoempresas? ¿Cómo obtuvo Coinbase su oferta pública? ¿Quién vende los bonos de Microstrategy? Bueno, no hay que ser un genio para saber que los banqueros están detrás de todo. 

Sigue leyendo: Bitcoin y el drama del carbono: Separando los mitos de la realidad

Con frecuencia, escuchamos la frase “capital institucional”.  Por un lado, escuchamos las teorías más radicales sobre el fin de la banca. Y, por el otro lado, se dice que el precio de Bitcoin alcanzará la luna debido al capital institucional. Wall Street está invadiendo el espacio cripto. Y predecimos con optimismo grandes alzas. Sin embargo, al mismo tiempo, anunciamos descaradamente el fin de los bancos. Nos alegramos que Bitcoin se está convirtiendo en una nueva clase de activo. Y en todas partes del mundo se está construyendo una gran infraestructura con servicios y productos. Obviamente, los bancos están formando parte de este proceso. Lo leemos en la prensa todo el tiempo. Casi todos los bancos ya están navegando en este barco. Sin embargo, aún seguimos con la misma vieja retórica del supuesto fin de los bancos. 

Seamos sinceros. ¿Dónde está la evidencia del fin de la banca? De hecho, todo lo contrario. Los bancos están muy interesados en ofrecer servicios de custodia Bitcoin. E, irónicamente, hay mucha demanda para dichos servicios. El crédito en dólares es más popular que nunca. Lo que nos podría estar indicando que los banqueros estarán entre nosotros por mucho más tiempo. 

Ahora bien, las carteras digitales ciertamente son tendencia. Y, seguramente, habrá mucha competencia en el mundo de las plataformas de pago. Bien sabemos que los pagos son una fuente de ingresos muy importante para los bancos. PayPal, Square, Ali Pay, Google Pay, Apple Pay, plataformas similares, los bancos y los neobancos son parte de esta batalla. Sin embargo, el fenómeno fintech no necesariamente implica el fin de la banca. Ciertamente, el sector pagos experimentará muchas transformaciones en el futuro cercano. Pero evolución no siempre significa destrucción total. 

Bitcoin tendrá, obviamente, un rol en este meollo. Pero dudo mucho que Bitcoin se imponga como el monopolio único y omnipresente que sugieren los maximalistas. Me temo que este nuevo universo fintech será diverso. Y Bitcoin se convertirá en un activo más entre muchos otros. Es decir, Bitcoin seguramente estará presente en casi todas las carteras digitales. Pero tendrá mucha compañía. Ahora bien, fintech no significa el fin de los intermediarios. Todo parece indicar que, de hecho, tendremos más intermediarios que antes. Porque estas plataformas se verán en la obligación de cooperar con otras plataformas para poder ofrecer dicha diversidad de productos. 

Sigue leyendo: ¿Bitcoin y el oro entraron en batalla?

¿Y Defi? Bueno, las finanzas descentralizadas podrían ofrecer servicios que normalmente asociamos con la banca tradicional. Pero probablemente estaremos hablando de una coexistencia más que un reemplazo total. Lo más seguro es que terminemos con un sistema mixto. Las plataformas de préstamos P2P, por ejemplo, suelen darnos la impresión de estar descentralizadas, pero esta descentralización muchas veces es ilusoria. ¿Por qué?  Bueno, porque, por lo general, hay un banco tradicional detrás del proyecto. Los banqueros están obligados a adoptar nuevas tecnologías. Pero que nadie se engañe. Bitcoin no necesariamente significa el fin de la banca. 

Binance, por ejemplo, opera prácticamente como un banco. Lo mismo se podría decir de Coinbase y los demás criptoexchanges. Los criptoempresas están comenzando a ofrecer servicios muy similares a los ofrecidos por los bancos. Y la banca tradicional está comenzando a ofrecer servicios relacionados a las criptomonedas. En todo caso, con el surgimiento de las criptomonedas y fintech, lo que estamos viendo en una proliferación de bancos o pseudobancos. ¿El fin de la banca o un boom fintech? Los banqueros están tan entusiasmados con Bitcoin como todos nosotros. Eso es evidente. Claro que en las redes sociales leemos lo contrario. Pero en las redes sociales encontramos de todo. Es mucho ruido. Porque los hechos hablan por sí solos. Sigue el dinero y verás la verdad. 

Ir a la Fuente
Author: Gustavo Godoy

Envía un comentario