El precio de Bitcoin se encuentra frágil, pero los datos on-chain apuntan a una nueva acumulación

Los datos on-chain muestran que los holders a largo plazo vuelven a estar en modo de acumulación después de que la reciente sacudida despejara la congestión de la red y sacudiera a los traders excesivamente apalancados.

El 19 de mayo, el mercado de las criptomonedas perdió USD 1.2 billones de la capitalización total del mercado, pues la espuma y el exceso de apalancamiento de los mercados sobrevalorados se eliminaron rápidamente.

Pero al igual que un incendio forestal, cuyo poder destructivo es esencial para el rejuvenecimiento del ecosistema de un bosque, las sacudidas dramáticas del mercado son una parte vital del ciclo de vida completo de un mercado en desarrollo, porque los excesos que se han acumulado se queman y se limpian con el fin de establecer el escenario para una nueva ronda de crecimiento.

Según los datos de Glassnode, el mes pasado se produjo un “descenso históricamente grande” en la actividad on-chain, “pasando rápidamente de unas economías on-chain en auge con precios máximos históricos, a unos mempools casi completamente despejados y una demanda de transacciones y liquidación en declive”.

Este despeje de la congestión ayudó a abordar el aumento del costo de las comisiones tanto en las redes Ethereum (ETH) como Bitcoin (BTC), que ahora “han regresado a los niveles de mediados de 2020 de alrededor de USD 3.50 a USD 4.50” después de experimentar picos a corto plazo de hasta USD 60 en abril y mayo, pero dada la acción de precios persistente de BTC y Ether, los traders también están preocupados por si el mercado pasó de alcista a bajista.

Comisión de transacción promedio de Bitcoin frente a Ether. Fuente: Glassnode

La caída de la actividad se ha traducido en un descenso del 65% en el volumen total de transferencias denominadas en USD liquidadas por la red Bitcoin y un descenso del 60% en el valor transferido en Ethereum, marcando los segundos mayores descensos para las redes detrás de la caída del 80% para Bitcoin en 2017 y la caída del 95% para Ethereum en 2018.

Los inversores a largo plazo acumulan

Aunque la actividad on-chain pinta un panorama sombrío para algunos, puesto que los poseedores a corto plazo fueron los más afectados por la caída, una mirada más de cerca muestra que los poseedores a largo plazo (LTH) han comenzado a acumular de nuevo, una señal de que lo peor de la sacudida puede haber pasado.

Variación de la posición neta de los holders a largo plazo. Fuente: Glassnode

Como se ve en el gráfico anterior, el suministro en manos de los poseedores de BTC a largo plazo ha comenzado a acelerar al alza después de un período de distribución que se produjo cuando el precio subió de USD 10,000 a USD 64,000. Esta cifra creciente indica que el “suministro de LTH está ahora en una firme tendencia alcista”, y es similar a la tendencia observada durante la “alcista a finales de 2017 y la bajista de principios de 2018”.

Glassnode dijo:

“Este fractal describe el punto de inflexión en el que los LTH dejan de gastar, empiezan a reacumular y a holdear lo que ahora se consideran monedas baratas”.

Otro dato alcista se encuentra en el hecho de que la cantidad de BTC que poseen actualmente los LTH es 2.3 millones más que en el pico de 2017, lo que indica que la visión a largo plazo de estos poseedores de tokens es que el mercado se dirige hacia arriba.

Un último indicio de que el mercado puede estar consolidándose en preparación para su próximo movimiento al alza se puede encontrar mirando el cambio en la oferta líquida y no líquida de BTC en los últimos 6 meses.

Suministro líquido y poco líquido de Bitcoin. Fuente: Glassnode

Como se ve en el gráfico anterior, 160,700 BTC pasaron de un estado ilíquido a la circulación líquida durante el mes de mayo, lo que representa solo el 22% del suministro total que pasó de líquido a ilíquido desde marzo de 2020.

Esto significa que el 78% de los BTC adquiridos desde entonces permanecen sin gastar, lo que indica una perspectiva general positiva por parte de los poseedores a largo plazo.

Si bien es imposible estar seguro de los próximos pasos del mercado de criptomonedas gracias a factores como la volatilidad impredecible, los tuits irregulares de influencers y los rumores de medidas sorpresivas del gobierno, los datos on-chain indican una perspectiva positiva a largo plazo que debería reanudarse una vez que los períodos actuales de sacudida y consolidación disminuyan.

Los puntos de vista y opiniones aquí expresados son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada movimiento de inversión y comercio implica un riesgo, debes llevar a cabo tu propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Jordan Finneseth

Envía un comentario