Inversor fintech Viktor Prokopenya cree que la decisión de El Salvador es algo prematuro pero inevitable

Prokopenya cree que las criptomonedas aún no están en condiciones de ser aceptadas fácilmente como forma de pago estándar

Ante la decisión de El Salvador de considerar a Bitcoin como una moneda de curso legal, el inversor fintech Viktor Prokopenya opinó sobre el tema y compartió su perspectiva con Cointelegraph en Español, desde Londres.

“Tal y como están las cosas, Bitcoin y las criptomonedas aún no están en condiciones de ser aceptadas fácil y ampliamente como forma de pago estándar”, señaló. 

“La decisión de El Salvador de poner a Bitcoin como moneda de curso legal, es algo prematuro pero inevitable, en el sentido de que el creciente descontento con las monedas fiduciarias tradicionales marcó que era sólo cuestión de tiempo antes de que las naciones dieran paso a la creciente demanda de medios de intercambio alternativos”, agregó Viktor Prokopenya.

Dicho esto, consideró que es muy poco probable que los grandes gobiernos permitan que Bitcoin, o cualquier otra moneda descentralizada, se convierta en una moneda de curso legal. 

“Los gobiernos relativamente pequeños, en cambio, seguirán sin duda los pasos de El Salvador mientras los problemas nacionales se mantengan a raya. La decisión de Nayib Bukele es, en última instancia, una decisión simbólica con el mensaje subyacente de que ayudar a la industria de las criptomonedas refuerza efectivamente la democracia; una situación en la que todos ganan”, señaló Viktor Prokopenya . 

“El efecto dominó en el mundo de las criptomonedas se manifestará en primer lugar en forma de un aumento de los avances tecnológicos a medida que la mano invisible trabaje para abaratar y acelerar las transacciones”, expresó después.

Sin embargo, Prokopenya habló también sobre un problema que considera inminente: el de “la inevitable tensión que seguirá creciendo entre las criptomonedas y los grandes gobiernos”.

A medida que las transacciones democratizadas aumenten irremediablemente su popularidad, el flujo de dinero en efectivo hacia los gobiernos se verá frenado. Algo tendrá que ceder en algún momento y, dada la actual actitud hostil de muchos grandes bancos centrales hacia las criptomonedas, esto se perfila como un importante acontecimiento financiero con ramificaciones durante años, sino décadas”, concluyó.

Te puede interesar:

Ir a la Fuente
Author: Fernando Quirós

Envía un comentario