El 98% de los directores financieros afirma que su fondo de inversión tendrá inversiones en Bitcoin para 2026, revela una nueva encuesta

Los fondos de cobertura tradicionales están dispuestos a aumentar su exposición a Bitcoin, según una nueva encuesta.

Los fondos de cobertura tradicionales están dispuestos a aumentar su exposición a Bitcoin y a otros mercados de criptomonedas en los próximos cinco años, según una nueva encuesta.

Intertrust Global -una empresa internacional de gestión de fondos y empresas- encuestó a los directores financieros de 100 fondos de alto riesgo de todo el mundo sobre su intención de adquirir criptoactivos. Alrededor del 98% de ellos respondieron que esperan que sus fondos de cobertura inviertan el 7.2% de sus activos en criptomonedas para 2026.

La encuesta reveló que una inversión del 7.2% en el sector de las criptomonedas equivaldría a unos $312,000 millones si se replicara en todo el sector. Mientras tanto, alrededor del 17% de los directores financieros encuestados admitieron que su fondo de cobertura podría tener el 10% de sus activos asignados a criptomonedas como Bitcoin (BTC).

Los resultados se muestran tras la corrección del precio de Bitcoin en más de un 50% después de subir de $3,858 en marzo de 2020 a casi $65,000 en abril de 2021, lo que llevó a especular que se desplomaría aún más debido a la sobrevaloración.

Sin embargo, la criptomoneda insignia aguantó los soportes técnicos en torno a los $30,000 y, a principios de esta semana, volvió a subir por encima de los $40,000.

El precio de Bitcoin ha subido más de un 800% desde su nadir de mediados de marzo, incluso después de la caída de mayo de 2021. Fuente: TradingView

Recapitulación del auge del precio de Bitcoin

La mayor parte de las ganancias de Bitcoin se produjeron gracias a las narrativas antiinflacionistas que se hicieron populares tras la caída del mercado mundial de marzo de 2020 provocada por la pandemia del coronavirus.

Los bancos centrales mundiales respondieron con un apoyo monetario sin precedentes; la Reserva Federal de Estados Unidos lanzó una política de tipos de interés casi nulos junto con un programa de compra de activos de $120,000 millones mensuales.

La decisión del banco central hizo caer los rendimientos de la deuda pública estadounidense a mínimos históricos. Mientras tanto, las inyecciones de liquidez en la economía, aceleradas aún más por los billones de dólares de ayudas de estímulo dirigidas por la Casa Blanca, también hicieron bajar el valor del dólar frente a sus principales monedas fiduciarias rivales. 

Muchos inversores se decantaron por activos de riesgo que beneficiaron a las acciones estadounidenses, el oro, la plata y Bitcoin. De todos ellos, Bitcoin fue el que mejor se comportó mientras continuaban las políticas de impresión de dinero de la Reserva Federal.

Muchos gestores de fondos tradicionales aparecieron en la vanguardia del auge del precio de Bitcoin en 2020. Por ejemplo, el inversor multimillonario Paul Tudor Jones Jones -del fondo de cobertura Tudor Investment Corporation- dijo el año pasado que tiene pequeños porcentajes de Bitcoin. Más tarde, otro inversor legendario, Stan Druckenmiller también reveló que ha invertido en la criptomoneda de referencia para compensar el riesgo de inflación.

La empresa europea de gestión de fondos de cobertura Brevan Howard, las firmas de fondos estadounidenses SkyBridge Capital, Fidelity Investments, y ARK Invest también se convirtieron en algunos de los mayores defensores de Bitcoin del sector financiero tradicional.

La encuesta de Intertrust también mostró que todos los ejecutivos encuestados en Europa, Norteamérica y el Reino Unido tienen al menos un 1% de exposición en Bitcoin y criptomonedas similares. Además, señaló que los fondos de cobertura norteamericanos tendrían una exposición media del 10.6% en criptomonedas que los del Reino Unido y Europa, que prevén una exposición del 6.8%.

La inflación llega

La encuesta de Intertrust se produjo también cuando la inflación en Estados Unidos alcanzó el 5% en mayo por primera vez desde el año 1992, según informó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos en su informe mensual sobre el índice de precios al consumo (CPI).

Muchos analistas, entre ellos Randall Kroszner, profesor de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago y ex gobernador de la Fed, señalaron que una mayor inflación llevaría a la Fed a retirar en cierta medida sus políticas expansivas. Las especulaciones sobre el “tapering” también aumentaron cuando el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) comenzó su reunión de dos días el martes.

Pero hasta ahora, la mayoría de los funcionarios del FOMC, incluido el presidente de la Fed, Jerome Powell, han tratado el reciente repunte del IPC como “transitorio”. El economista de ANZ Tom Kenny señaló que el banco central estadounidense, por lo tanto, mantendrá sus políticas sin cambios al menos hasta que vea mejoras en los datos laborales.

Por su parte, Paul Tudor Jones dijo en su reciente entrevista con la CNBC que había aumentado sus tenencias de Bitcoin del 1%-2% en 2020 al 5% después de notar la desaprobación de la Fed de los recientes picos de inflación. Señaló:

“Me gusta Bitcoin como diversificador de portafolio. Digamos que tengo un 5% en oro, un 5% en Bitcoin, un 5% en efectivo y un 5% en materias primas al momento. No sé qué haré con el otro 80%. Quiero esperar a ver qué hace la Fed.”

No dejes de leer:

Ir a la Fuente
Author: Yashu Gola

Envía un comentario