Un tribunal francés condena a 5 años al operador de BTC-e Alexander Vinnik

Los abogados de Vinnik temen que las autoridades griegas quieran que se enfrente a cargos adicionales después de la sentencia.

Un tribunal de apelación de París ha confirmado la condena de cinco años de prisión en el caso contra el operador de BTC-e Alexander Vinnik.

El tribunal confirmó el y la sentencia de prisión de diciembre de 2020, al considerar que Vinnik/BTC-e había cometido lavado de dinero como parte de un grupo delictivo organizado, y que había proporcionado información falsa sobre el origen de las ganancias.

El tribunal parisino desestimó varias peticiones del equipo de defensa de Vinnik, entre ellas la de examinar copias de las pruebas aportadas por el FBI. El tribunal también eximió a Vinnik de la multa de 100,000 euros que acompañaba inicialmente a la sentencia de diciembre.

Vinnik fue acusado originalmente de estafar a casi 200 personas utilizando un ransomware, pero el tribunal le eximió de los cargos de ataque con malware en diciembre. La fiscalía había pedido una multa menor, expresando dudas de que pudiera pagarles a las víctimas de sus delitos, según el medio de comunicación estatal ruso TAAS.

El equipo de la defensa tiene previsto presentar un recurso de casación en un plazo de cinco días, tal y como exige la legislación francesa.

El informático ruso fue detenido originalmente mientras estaba de vacaciones en Grecia durante julio de 2017 a petición de Estados Unidos. Estados Unidos lo acusa de lavar más de $4,000 millones mientras operaba el ya desaparecido exchange de criptomonedas BTC-e.

En enero de 2020, Vinnik fue extraditado a Francia, donde fue condenado a cinco años de prisión en diciembre. El abogado de Vinnik, Frédéric Bélot, teme que las autoridades griegas quieran que regrese a Grecia después de la sentencia para enfrentar la extradición a los Estados Unidos por cargos similares.

Rusia también ha presentado una solicitud de extradición alegando motivos humanitarios. Después de que Vinnik se pusiera en huelga de hambre en Grecia en noviembre de 2018, la defensora del pueblo rusa de los derechos humanos Tatiana Moskalkova solicitó la ayuda del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para que avalara la devolución de Vinnik a Rusia. En ese momento, hizo hincapié en el deterioro de la salud tanto de Vinnik como de su esposa, a quien se le había diagnosticado un cáncer cerebral.

Sin embargo, se ha informado que la solicitud de extradición de Rusia podría estar motivada por evitar que datos sensibles relativos a sus operaciones de inteligencia caigan en manos de adversarios extranjeros, y algunos analistas sugieren que las agencias de inteligencia rusas podrían haber utilizado BTC-e para adquirir Bitcoin para operaciones clasificadas.

En caso de ser extraditado, Vinnik se enfrentaría a los cargos más leves de “fraude en el ámbito de la información informática” en Rusia.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Martin Young

Envía un comentario