El presidente de la Fed de EE.UU. se reunió en mayo con el CEO de Coinbase y con el ex presidente de la Cámara de Representantes

Armstrong dijo que había hablado sobre la moneda digital del banco central de China con legisladores y jefes de agencias federales, creyendo que era “una amenaza a largo plazo para el estatus de moneda de reserva del dolar estadounidense”.

Antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciara que publicaría un documento de debate sobre una moneda digital emitida por el banco central, el presidente Jerome Powell se reunió con el CEO de Coinbase, Brian Armstrong.

Según el calendario de reuniones de Powell, que se hizo público el viernes, el presidente de la Fed sostuvo una reunión de 30 minutos con Armstrong, así como con el ex presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el 11 de mayo. El motivo de la presencia de Ryan sigue sin estar del todo claro, pues el ex presidente de la Cámara de Representantes se apartó de la política a principios de 2019 y ahora trabaja en la empresa de inversión de capital privado, Solamere Capital.

Aunque la agenda de Powell no revelaba los temas abordados, Armstrong hizo referencia a la reunión en un hilo de Twitter el 14 de mayo. El CEO de Coinbase dijo que su objetivo al hablar con los miembros del Congreso y los jefes de varias agencias federales era ayudar a responder a las preguntas de los legisladores sobre las criptomonedas y conseguir más claridad regulatoria para dicha tecnología en Estados Unidos.

En ese momento, Armstrong dijo que había expresado sus opiniones sobre la moneda digital del banco central de China (CBDC por sus siglas en inglés) diciendo que creía que representaba “una amenaza a largo plazo para el estatus de moneda de reserva del dólar estadounidense si Estados Unidos no actúa rápidamente para crear la suya propia”. Poco más de una semana después, Powell anunció que la Fed avanzaría en la investigación para implementar una CBDC.

Antes de ese anuncio, el presidente de la Fed había hablado extensamente sobre las posibles ramificaciones del lanzamiento de una CBDC en Estados Unidos, diciendo que creía que era más importante “hacerlo bien, antes que ser el primero”. Sin embargo, su declaración de mayo incluía un plan para publicar un documento de debate sobre las CBDC y los pagos digitales en algún momento de este verano.

Mientras que el gobierno estadounidense aún no ha tomado una decisión sobre el dólar digital, China sigue probando su CBDC con regalos en varias provincias. El mes pasado, 100,000 personas de la región de Shenzhen recibieron yuanes digitales por valor de USD 31 millones y pudieron utilizar los cajeros automáticos para canjear sus tenencias digitales por dinero fiduciario.

Cointelegraph se puso en contacto con la Reserva Federal para pedirle comentarios, pero no recibió respuesta para el momento de la publicación de esta historia.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Turner Wright

Envía un comentario