Si estamos en medio de un mercado bajista de criptomonedas, ¿cuánto puede durar?

¿Se avecina un cambio de tendencia alcista o está iniciando un mercado bajista de las criptomonedas? No está claro hacia dónde irán los mercados, así que sopesemos los hechos.

Ya han pasado tres meses desde que el precio de Bitcoin alcanzó un máximo histórico por debajo de los $65,000. Durante la mayor parte de los dos últimos meses, Bitcoin (BTC) ha estado cotizando entre $30,000 y $40,000, un 54% menos que su máximo.

La caída se produjo en un momento en el que muchos analistas predecían exactamente lo contrario, un ciclo alcista que alcanzaría nuevos máximos históricos en unos meses, y algunos incluso especulaban que el precio de BTC de seis cifras se materializaría este año.

Entonces, ¿qué está pasando? ¿La caída del mercado actual es solo un parpadeo en una trayectoria que, por lo demás, es alcista, o el mercado de criptomonedas está de vuelta en el tipo de territorio bajista a largo plazo que se vio por última vez en 2018?

Métricas alcistas

La actividad histórica de los precios de Bitcoin tiene una correlación convincente con sus ciclos de halving, ya que los máximos históricos anteriores se alcanzaron entre 12 y 18 meses después de un halvingPlanB, el creador del modelo de precios Stock-to-Flow de BTC, es uno de los defensores más acérrimos de esta idea. En Twitter, el analista se mantiene firme en que el modelo Stock-to-Flow Cross Asset (S2FX) predice más acciones alcistas, señalando bajas temporales similares antes de repuntes épicos en ciclos anteriores.

Hasta ahora, el modelo S2FX ha sido uno de los predictores de precios más precisos de Bitcoin a lo largo de los años. Además, las métricas on-chain parecen apoyar la teoría de que los sentimientos bajistas podrían ser de corta duración. Por ejemplo, poco después del pico de precio de Bitcoin en abril, los traders empezaron a mover fondos a los exchanges, poniéndole fin a una racha casi ininterrumpida de ocho meses de HODLing.

Igneus Terrenus, jefe de comunicaciones del exchange de criptomonedas Bybit, cree que los traders a corto plazo fueron los responsables de las ventas que siguieron a los máximos del precio de BTC. Le dijo a Cointelegraph:

“Una serie de acontecimientos de desapalancamiento sacudió a muchos especuladores a corto plazo, cuya capitulación explica la mayoría de las pérdidas realizadas en los últimos meses. Aunque la euforia de principios de año prácticamente se ha disipado, los especuladores y los holders a largo plazo han seguido confiando en los sentimientos bajistas generales del mercado”.

Sin embargo, en las últimas semanas, de las plataformas de negociación han vuelto a salir fondos. El Realized HODL Ratio de Glassnode, que rastrea la disposición de los inversores a desprenderse de sus participaciones, también parece reflejar pautas similares a las observadas en ciclos anteriores.

Richard Nie, analista jefe de investigación de Bingbon, cree que los flujos de los exchanges son reveladores. En declaraciones a Cointelegraph, coincidió en que las métricas indican un cambio alcista. “Deberíamos prestarle atención al número de titulares ballenas y a la cantidad de BTC en poder de los exchanges”, dijo, añadiendo que a medida que “se retira más BTC de los exchanges y se traslada a direcciones privadas, esto es una fuerte señal alcista.”

Mati Greenspan, fundador y director general de Quantum Economics, le dijo a Cointelegraph: “Ahora mismo los volúmenes de criptomonedas en los exchanges son los más bajos de todo el año. Una vez que las traders se recuperen, eso sería un buen indicio de que la tregua ha terminado”.

Indicadores alcistas 

La financiación de proyectos es otro indicador significativo del sentimiento del mercado, y 2021 ha sido un año sobresaliente para las startups de criptomonedas. Como informó Cointelegraph, la industria de las criptomonedas vio más financiación en el primer trimestre de 2021 que en todo el año 2020 junto: obtuvo $2,600 millones.

La caída desde abril no parece haber estropeado el apetito de los capitalistas de riesgo en absoluto. A finales de mayo, el emisor de stablecoins Circle recaudó $440 millones, y solo unos días después, Cryptology Asset Group, de Mike Novogratz, anunció que iba a lanzar un fondo de inversión en criptomonedas valorado en $100 millones.

A mediados de junio, Bloomberg informó que la inversión total de capital riesgo en criptomonedas durante el año ya superaba los $17,000 millones. Incluso descontando los $10,000 millones que Block.one destinó a su nueva empresa de exchange, es suficiente para demostrar que el rendimiento del segundo trimestre del mercado de las criptomonedas aún no ha afectado al crecimiento de la inversión de capital riesgo.

También hay que tener en cuenta los factores macro del mercado. En medio de la incertidumbre que rodea al estado de la economía mundial, algunos, como Robert Kiyosaki -autor de “Padre Rico, Padre Pobre”- han predicho una caída del mercado de valores. En el caso de Kiyosaki, también ha animado a sus seguidores a abastecerse de oro y Bitcoin. Hay indicios de que Bitcoin puede estar más correlacionado con las acciones, pero ¿una venta masiva de las acciones podría significar que los inversores finalmente se vuelvan hacia BTC como un activo de refugio?

Otro aspecto a tener en cuenta es la próxima actualización de Taproot de Bitcoin, que se activará en noviembre. Es la primera actualización de la red de Bitcoin desde la bifurcación Segregated Witness (SegWit), que tuvo lugar en agosto de 2017. Por supuesto, a eso lo siguió una carrera épica hasta un nuevo máximo histórico de $20,000 en diciembre de 2017. Es difícil saber si la historia podría repetirse en este sentido, o si hay alguna correlación directa entre las actualizaciones y los mercados, pero vale la pena tenerlo en cuenta.

Las fuerzas bajistas se deben a las regulaciones

No cabe duda de que las mayores fuerzas bajistas que han marcado los mercados en los últimos meses han sido las reguladoras. En particular, las medidas drásticas del gobierno chino en materia de minería han generado una gran incertidumbre. Muchas grandes operaciones mineras se han visto obligadas a interrumpir su actividad, en algunos casos de forma permanente y en otros de forma temporal al trasladarse de China a nuevos emplazamientos. Esta migración supuso sin duda un gasto importante y, mientras tanto, la dificultad de minado de Bitcoin ha sufrido su mayor caída de la historia, lo que no hace sino confirmar el impacto que la represión ha tenido en la red.

Sin embargo, recientemente los legisladores de otros países también han comenzado a mirar de cerca las criptomonedas. La India, que solo relajó su postura hacia las criptomonedas en 2020, podría volver a plantearse una prohibición, aunque la situación sigue evolucionando.

La Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido también lanzó recientemente una campaña contra Binance, ordenándole que dejara de realizar actividades reguladas en el país. Ahora, las empresas de criptomonedas están retirando las solicitudes de licencia en el Reino Unido, y los usuarios están encontrando que han sido bloqueados del exchange por parte de sus bancos.

En general, Binance ha estado bajo presión regulatoria de todo el mundo, por una variedad de razones. Mientras tanto, todavía no está claro si los reguladores están enfrascándose con Binance específicamente o si el exchange simplemente es visto como un representante del resto de la industria de las criptomonedas.

Los analistas institucionales también han estado haciendo predicciones ominosas sobre el precio de Bitcoin; JPMorgan emitió una advertencia de que la configuración a corto plazo para BTC sigue pareciendo inestable. Aunque no es probable que estos desarrollos sean tan sísmicos como la prohibición de la minería en China, no han ayudado a la confianza del mercado.

Daniele Bernardi, CEO de la empresa de gestión de tecnología financiera Diaman Group, cree que hay razones para ser cautelosos; le dijo a Cointelegraph:

“Si analizamos el precio de Bitcoin basándonos en el modelo S2F, los precios de Bitcoin tienen el potencial de triplicarse a corto plazo. Sin embargo, en Diaman también hemos desarrollado un modelo basado en la tasa de adopción. Siguiendo este modelo, un máximo histórico de $64,000 es justo”.

¿Un caso alcista más fuerte?

Como ya se ha sugerido anteriormente que la mayoría de las señales apuntan a que este mercado alcista se encuentra solo en un punto intermedio, ¿hay suficientes pruebas para invertir esa dirección? En general, y como era de esperar, es demasiado pronto para decirlo definitivamente. Por un lado, hay un tumulto normativo y una disminución sustancial del volumen de operaciones, lo que sugiere una falta general de interés y compromiso. Por otro lado, hay algunos indicadores on-chain y del sentimiento de los inversores que parecen estar a favor de la continuidad del mercado alcista.

Sin embargo, en la práctica, los problemas de regulación siguen asustando al mercado, lo que demuestra que los modelos de precios y la financiación del capital de riesgo no son necesariamente capaces de disipar las preocupaciones. Si se producen más restricciones importantes, es posible que el mercado alcista no pueda recuperarse.

El hecho de que los precios se hayan mantenido por encima de los $30,000 hasta ahora, a pesar de la que quizá sea la mayor prueba para la seguridad minera de la historia, es un testimonio de las fuerzas alcistas en juego. Si la situación regulatoria actual comienza a calmarse, hay muchas posibilidades de que la parte alcista del ciclo de mercado aún pueda llegar a su conclusión prevista.

No dejes de leer:

Ir a la Fuente
Author: Nikolai Kuznetsov

Envía un comentario