Criptomonedas, Congreso y Comisión de Bolsa y Valores: ¿Qué le espera al “Wild West”?

Recientemente, ha habido mucha actividad reguladora en torno a las criptomonedas; toda persona cuyo negocio trate con activos digitales debe estar pendiente.

Todo el sector de las criptomonedas está despertando a una nueva realidad. Los políticos y los reguladores han decidido meterse en este espacio, que hasta ahora había pasado inadvertido. La presidenta de una comisión de la Cámara de Representantes está creando un grupo de trabajo,  la Comisión de Valores está buscando nueva autorización para regular los activos digitales como valores; y el proyecto de ley de infraestructuras aprobado por el Senado incluye 28,000 millones de dólares de ingresos fiscales procedentes de las transacciones con criptos.

En las últimas semanas se ha visto la mayor actividad reguladora en torno a las monedas digitales desde que el nombre de Satoshi Nakamoto entró en el léxico popular. Cualquiera que tenga negocios con esta clase de activos tendrá que prestar mucha atención.

Disposición de activos digitales en el proyecto de ley de infraestructuras

El borrador de la normativa de infraestructura de 1.2 billones de dólares del Senado, que se convirtió en la Ley de Inversión en Infraestructura y Empleos, contó con un fuerte apoyo bipartidista. Sin embargo, una de las disposiciones más polémicas es un “pago” relacionado con información y tributación de las criptomonedas.

Los defensores de la disposición dicen que ayudará a cerrar la “brecha fiscal” y generará aproximadamente 28,000 millones de dólares en nuevos ingresos. En concreto, la disposición exigiría que cualquier persona responsable de efectuar regularmente transferencias de activos digitales en nombre de otra persona se añadiera a la categoría de “broker” o “corredor”. También se les exigiría que proporcionaran información fiscal al Servicio de Impuestos Internos, incluidos los datos fiscales a los que —como afirman algunos detractores— estos nuevos “brokers” no tienen acceso. Los defensores dicen que las transacciones con criptomonedas deberían declararse y tributar como otras acciones negociables. Los que se oponen a la disposición argumentan que esta incluirá no solo a los brokers, sino también a los mineros de criptomonedas y a los desarrolladores de software, creando problemas significativos para toda la industria de las criptomonedas y alejando la innovación de los Estados Unidos.

La industria de la criptomoneda presionó mucho contra la disposición. Un grupo bipartidista de senadores liderado por los republicanos Pat Toomey, Cynthia Lummis y Rob Portman, más los demócratas Mark Warner y Kyrsten Sinema, propusieron una enmienda que reducía el alcance de los requisitos de la información. Esa enmienda fue rechazada, y la amplia disposición de “información a terceros” se incluyó en el proyecto de ley aprobado por el Senado. En una entrevista concedida a Bloomberg, Lummis ha prometido seguir adelante, diciendo que:

“A finales de este año tendremos que ser mucho más proactivos a la hora de definir los términos en este espacio para que la gente pueda seguir innovando”.

El borrador de la normativa de infraestructura bipartidista se dirige ahora a la Cámara de Representantes, donde el representante Tom Emmer, copresidente del Blockchain Caucus, está pidiendo enmiendas.

Yo, junto con los copresidentes bipartidistas del Blockchain Caucus @RepDarrenSoto, @RepDavid y @RepBillFoster hemos enviado una carta a cada uno de los Representantes de la Cámara de Representantes planteando la preocupación por el proyecto de ley de infraestructura del Senado que está afectando a nuestra industria de las criptomonedas.

Esperamos un fuerte debate en la Cámara sobre la apertura del proyecto de ley para las enmiendas en general y abordar la disposición de criptomoneda específicamente. Sin embargo, no esperamos que el liderazgo de la Cámara permita cambios en la Ley de Inversión en Infraestructura y Empleos, ya que quieren que el proyecto de ley sea aprobado y enviado al presidente Biden.

Suponiendo que el esfuerzo de la Cámara de Representantes por enmendar el proyecto de ley de infraestructuras no tenga éxito, una disposición para limitar el alcance de lo que es un broker podría añadirse a un proyecto de ley de conciliación, trasladarse como legislación independiente o incluirse en un proyecto de ley de financiación de fin de año. Fuera de la legislación, el Departamento del Tesoro tiene la capacidad de reducir el alcance a través de su proceso de elaboración de normas.

El interés del Congreso

En el Congreso, los comités de jurisdicción están dirigidos por presidentes enérgicos, escépticos de las monedas digitales y ampliamente partidarios de una sólida normativa federal. La presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Maxine Waters, y el presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, han celebrado audiencias en el Congreso sobre las criptomonedas y están deseosos de establecer vías para regular.

En junio, Waters anunció que estaba formando un grupo de trabajo para abordar las crecientes preocupaciones sobre las criptomonedas. El anuncio se produjo durante una audiencia del comité sobre monedas digitales. Waters dijo que el grupo trabajaría “para comprometerse con los reguladores y los expertos para hacer una inmersión profunda en esta industria poco conocida y mínimamente regulada“.

La senadora Elizabeth Warren se ha convertido en una líder que pide una mayor supervisión y regulación por parte del Senado. En una carta enviada el 7 de julio al presidente de la SEC, Gary Gensler, Warren planteó su preocupación por los mercados de criptomonedas y dijo que:

“Los daños a los consumidores como resultado de este mercado insuficientemente regulado son reales y siguen proliferando en ausencia de regulaciones eficaces de la SEC”.

Ella le preguntó a Gensler si el Congreso debe conceder más autoridad a la SEC para que la Comisión pueda “cerrar las lagunas existentes en la regulación que dejan a los inversores y consumidores vulnerables a los peligros de este mercado muy poco claro y volátil”.

Gensler estuvo en gran medida de acuerdo con Warren. En su carta de respuesta, dijo que creía que “los inversores que utilizan estas plataformas no están adecuadamente protegidos”. Gensler agregó que la SEC necesita “autorización adicional para evitar que las transacciones, los productos y las plataformas caigan entre las grietas regulatorias”, así como “más recursos para proteger a los inversores en este sector creciente y volátil“.

Supervisión regulatoria

Gensler se hizo eco de estas preocupaciones durante un discurso en el Aspen Security Forum el 3 de agosto, en el que llamamos a las criptomonedas el “Wild West”, o Salvaje Oeste. Dijo que carecen de una protección adecuada para los inversores y que la “clase de activos está plagada de fraudes, estafas y abusos en determinadas aplicaciones. […] Los inversores no pueden obtener información rigurosa, equilibrada y completa”.

Gensler dijo que los tokens deberían estar registrados y regulados como valores, y que “aplican las leyes de valores”. Esa actitud no se aleja de sus predecesores. En 2018, el entonces presidente de la SEC, Jay Clayton, dijo al Comité Bancario del Senado que en la medida en que “los activos digitales como las ICO [ofertas iniciales de monedas, por sus siglas en inglés] sean valores —y creo que cada ICO que he visto es un valor— tenemos jurisdicción, y nuestras leyes federales de valores aplican“.

Gensler también declaró que las plataformas que facilitan “la compra, la venta y el préstamo de criptomonedas” deben estar registradas y reguladas por la Comisión “a menos que cumplan una exención“. Por ejemplo, las stablecoins “pueden ser valores y compañías de inversión”, lo que significa que la SEC les aplicaría “las protecciones completas de los inversores […] y otras leyes federales de valores”.

Además, Gensler señaló que la Comisión está estudiando “los vehículos de inversión que proporcionan exposición a los criptoactivos” y anticipa presentaciones de documentos “con respecto a los fondos negociados en bolsa (ETF) bajo la Ley de Compañías de Inversión (’40 Act).” Añadió que la SEC está solicitando comentarios sobre “los acuerdos de custodia de criptomonedas por parte de agentes o corredores y en relación con los asesores de inversión” y buscando formas de “maximizar las protecciones regulatorias en esta área.”

Dicho esto, Gensler admitió que la SEC carece de la autorización para “llenar los vacíos” y requerirá “autorización adicional del Congreso para evitar que las transacciones, los productos y las plataformas caigan entre las grietas regulatorias” Dijo que la legislación debería centrarse en el trading de criptomonedas, los préstamos y las plataformas DeFi. En una solicitud final al Capitolio, Gensler dijo que “los reguladores se beneficiarían de la autoridad plenaria adicional para escribir reglas y adjuntar barreras de seguridad a la negociación y al préstamo de criptomonedas”.

Como ex profesor del MIT, Gensler ha expresado su deseo de equilibrar la innovación y la protección de los inversores. Esperamos que la SEC aplique de forma reflexiva las reglas de toda la industria en lugar de hacer cumplir las normas a través de medidas coercitivas. A corto plazo, esperamos una orientación oficial sobre qué activos digitales definirá la SEC como valores y sobre cuáles plataformas reclamará la plena jurisdicción reguladora.

Dadas las limitaciones del calendario, si el Congreso no aprueba una legislación que aborde específicamente la petición de Gensler, los responsables de las asignaciones pueden enviar más dinero a la SEC, ofrecer orientación mediante el “Lenguaje del informe” y remitirse a la Comisión para los detalles.

Este artículo ha sido redactado por Aaron CutlerChase Kroll.

Este artículo no contiene consejos o recomendaciones de inversión. Todas las inversiones y operaciones implican un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

 Aaron Cutler es socio del departamento de relaciones gubernamentales y asuntos públicos de Hogan Lovells. Realiza funciones de lobby sobre el Congreso en los sectores de energía y recursos naturales, banca y servicios financieros, y tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones. Antes de incorporarse a Hogan Lovells, Aaron fue asesor principal de política y divulgación del líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Eric Cantor. Fue el enlace directo del líder con los Comités de Servicios Financieros, Recursos Naturales y Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.
Chase Kroll  es director general de comunicaciones estratégicas en Hogan Lovells, donde asesora sobre comunicaciones, grupos de presión (lobby) y estrategia política para una serie de clientes, entre los que se encuentran muchas empresas de la lista Fortune 500 y gobiernos extranjeros. Antes de incorporarse a Hogan Lovells, Chase fundó y dirigió Kroll Global, LLC, una empresa de asuntos públicos, relaciones gubernamentales y consultoría política.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son exclusivamente de los autores y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sigue leyendo: 

Ir a la Fuente
Author: Guest Authors

Envía un comentario