Gamers de Axie Infinity podrán pagar a través de su token SLP en comercios venezolanos

La empresa Delivery Piiddo, pone a disposición de los gamers, más de 300 comercios asociados de distintos rubros, para la compra de productos o servicios a través del token SLP.

Recientemente, la compañía de servicios delivery y compras a domicilio Piiddo, informó que aceptará el token SLP como forma de pago en más de 300 comercios aliados en Venezuela.

La empresa pone a disposición de los usuarios del juego Axie Infinity, más de 300 comercios asociados de distintos rubros, para la compra de productos o servicios a través de SLP. 

Con una lista de más 2,500 productos, los gamers de este juego online, podrán comprar y recibir desde una hamburguesa de McDonald ‘s, hasta medicinas, equipos tecnológicos, y compras en supermercados pagando directamente con sus tokens SLP ganados directamente en el juego.

La iniciativa surge ante la necesidad que tiene la población venezolana de proteger sus ahorros utilizando cualquier otra divisa, y en este caso en particular, las muy utilizadas en estos tiempos por los ciudadanos venezolanos, las criptomonedas.

Bajo este contexto, Axie Infinity, figura como una de las grandes opciones para los venezolanos de generar un ingreso extra, y en alguno de los casos, es adoptado como un trabajo de tiempo completo, ya que, según manifiestan desde la compañía, “su modelo Play-to-earn, permite obtener ganancias reales en función del desempeño dentro del juego, a través de su token SLP”.

El valor aproximado de este token, oscila entre USD 0.13 por token, asimismo, los usuarios de este video juego pueden generar al mes, ganancias de hasta USD 400 y aún más, para aquellos jugadores expertos y que suelen emplear mayor tiempo en el.

Abriendo puentes

El objetivo de la compañía de servicio delivery y compras a domicilio Piiddo, es facilitarle a los usuarios del juego el pago de productos o servicios, con las criptomonedas ganadas en dicho juego, sirviendo de puente entre  “Axie Infinity y la vida real”; tal y como lo manifiestan desde la compañía, sin generar, en los jugadores, grandes pérdidas de valor en sus ganancias con el cambio de criptomonedas a otra divisas, y el pago de altas comisiones por ello, logrando así, que la persona finalmente, pueda percibir la ganancia real generada en el juego.

“El problema se encuentra cuando se quieren retirar estos SLP, bien a otras criptomonedas, dólares o Bolívares, ya que debido a que hay que transformarlos a Ethereum primeramente, el gas o comisión que hay que pagar en este blockchain suele ser muy alto, haciendo que parte de las ganancias simplemente se consuman pagando este fee “, manifestaron desde Piiddo.

Según manifiestan desde Piiddo, Venezuela se encuentra en el primer lugar de América Latina y el segundo a nivel mundial, en tener una alto índice de usuarios de este video juego, lo que representa una gran oportunidad para la compañía de llevar a cabo esta iniciativa y permitir que la población venezolana pueda disponer de las ganancias obtenidas en el juego sin tener que cambiar sus token, y sin perder dinero y tiempo en el proceso.

Cabe destacar, que la empresa de delivery mantiene en pie sus deseos de seguir apostando por las divisas digitales dentro de sus métodos de pago dentro de su plataforma online, por lo que, además del SLP, acepta otras criptomonedas como método de pago, entre ellas Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH), Dash.  

Siendo esta última moneda digital (Dash), adoptada por la compañía, el año pasado, en alianza con Dash Mall and Parking, una iniciativa promovida por Dash dentro del país caribeño.

Tal como  informó en su momento Cointelegraph, Piiddo, informó el uso de Dash  como la única moneda digital aceptada como método de pago dentro de su plataforma.  Según datos suministrados por la empresa, 273 comercios en la región de Mérida, Venezuela, iniciaron el año pasado con este proyecto de Piiddo, en aceptar criptomonedas como forma de pago y como una solución a la problemática bancaria que presenta el país. 

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Daniel Jimenez

Envía un comentario