McDonald’s ahora acepta Bitcoin, pero solo en El Salvador

Bitcoin-as-a-payment se está convirtiendo en una realidad en El Salvador después de que el país reconoció formalmente la criptomoneda como moneda de curso legal.

El reconocimiento de Bitcoin (BTC) por parte de El Salvador como moneda de curso legal ha abierto nuevas opciones de pago para sus ciudadanos, con el imperio de comida rápida McDonald’s aceptando pagos en la criptomoneda a través de Lightning Network.

El periodista Aaron van Wirdum dio la noticia el martes después de visitar un restaurante McDonald’s en El Salvador, donde se le presentó un código QR impreso que lo dirigía a una página de facturas en Lightning Network. McDonald’s tenía 19 ubicaciones en todo el país latinoamericano en 2019.

Lightning es un protocolo de pago de capa dos diseñado para hacer que las transacciones BTC sean más escalables. Aunque Bitcoin ha tenido éxito como activo invertible, su adopción como medio de intercambio ha sido limitada. Los pagos de Bitcoin fueron el núcleo del documento técnico de Satoshi Nakamoto de 2008 que describe BTC como efectivo electrónico. (Curiosamente, las publicaciones y correspondencias del foro de Nakamoto usaban “efectivo” y “oro” como sinónimos).

Es probable que Lightning Network resulte invaluable si El Salvador espera lograr la adopción masiva de los pagos de Bitcoin. Sin embargo, más allá de las transacciones inmediatas, la táctica de Bitcoin de El Salvador podría tener éxito al agilizar las remesas globales, aumentar la riqueza de sus ciudadanos y atraer al país a emprendedores centrados en las criptomonedas.

La Ley de Bitcoin de El Salvador entró en vigencia oficialmente el martes, demostrando ser un evento clásico de “compra el rumor, vende el hecho” para los mercados. De máximo a mínimo, el precio de BTC se desplomó un 19% entre el lunes y el martes, alcanzando un mínimo de USD 42,900.

El presidente Nayib Bukele confirmó el lunes que su gobierno había comprado su primer Bitcoin. Hasta el martes, el país tenía 550 BTC en sus reservas.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Sam Bourgi

Envía un comentario