La SEC fue el único regulador que no quiso reunirse con Brian Armstrong, de Coinbase

El consejero delegado de Coinbase, Brian Armstrong, ha declarado que la SEC no se reunirá con la empresa, a la vez que asegura que el 50% de los funcionarios de Washington están preocupados por los riesgos de las criptomonedas.

El consejero delegado de Coinbase, Brian Armstrong, afirma que la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) es la única rama del gobierno que no está dispuesta a reunirse con la empresa.

En su intervención en el programa Best Business Show de Anthony Pompliano el 24 de septiembre, Armstrong dijo que durante su visita a Washington tras la salida a bolsa de Coinbase en abril, la SEC fue el “único regulador” que se negó a reunirse con él:

“Me puse en contacto con la SEC. Intenté conseguir una reunión con ellos. Me dijeron que no se reunían con ninguna empresa de criptomonedas.”

“Me sorprendió un poco porque hay muchos reguladores diferentes por ahí. Cada uno de ellos ha estado dispuesto a reunirse con nosotros y con cualquier otra rama del gobierno“, añadió.

Armstrong destacó los problemas de su empresa con el enfoque de la SEC a principios de este mes, cuando reveló que el organismo de control había amenazado con demandar a la empresa si lanzaba un programa de préstamos de monedas en dólares (USDC) que ofrecía un rendimiento anual del 4%. A pesar de que otras empresas ya ofrecen servicios similares, dijo que la SEC se negó a dar luz verde al considerar que el programa era un valor, pero no dio ninguna explicación sobre cómo llegó a esa conclusión.

Durante la entrevista con Pomp, el consejero delegado de Coinbase señaló que la SEC no ha cambiado de opinión desde entonces, y dijo que ni siquiera habían realizado una llamada telefónica a la empresa. Armstrong preguntó:

“¿Cómo están protegiendo a los consumidores en este caso? Creo que se ha demostrado que muchos consumidores querían obtener mayores rendimientos en sus cuentas de ahorro. Realmente no están obteniendo esos productos de los servicios financieros existentes.”

“Así que esa era una pregunta abierta. Y la segunda era cómo están creando unas condiciones equitativas“, añadió.

Armstrong dijo que Coinbase había considerado llevar a la SEC a los tribunales, pero decidió que no merecía la pena una larga batalla legal, entre otras cosas porque “hay mucha deferencia hacia los reguladores en el sistema judicial“.

La empresa ha dado marcha atrás en sus planes de lanzar el programa, y en su lugar se mantendrá al margen hasta que el panorama normativo en torno a los servicios de préstamos de criptomonedas sea más transparente:

“Vamos a esperar y ver lo que hace la SEC en términos de los otros productos que ya están en el mercado donde no hay igualdad de condiciones hoy en día.”

“Creo que también queremos centrar nuestros esfuerzos en cosas quizás aún más importantes que están sucediendo en el criptoespacio, como las preguntas en torno a cuáles de estos tokens son valores y cómo se va a utilizar DeFi“, agregó.

Las criptomonedas van a Washington

Sobre el tema de cómo los responsables políticos ven las criptomonedas, Armstrong dijo que hay una división 50/50 en Washington entre las personas que piensan que es arriesgado y las personas que ven la oportunidad que ofrece el sector:

“Sabes, el 50% de las personas con las que hablé en DC, aproximadamente, siguen pensando en las criptomonedas como un riesgo. Piensan que esto da miedo. Que es peligroso. Tienen todo tipo de conceptos erróneos en su cabeza sobre el porcentaje de actividad que es para la actividad ilícita.”

“Así que esa es probablemente la mitad de la gente que conozco en D.C., y la otra mitad se dan cuenta de que esto en realidad es una gran oportunidad”, añadió.

Armstrong también apareció en la conferencia TechCrunch Disrupt el 22 de septiembre y reveló que Coinbase está preparando un proyecto de marco regulatorio que presentará a los legisladores estadounidenses el próximo mes. La empresa espera ser un “asesor” que pueda abogar por una “regulación sensata”, y Armstrong señala que los reguladores han pedido a la empresa en múltiples ocasiones una propuesta de criptomonedas.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Brian Quarmby

Envía un comentario