El FMI recomienda estándares globales para las CBDC y las criptomonedas para favorecer la estabilidad financiera

Las nuevas políticas recomendadas por el FMI pretenden frenar los riesgos financieros asociados a la adopción global de las criptomonedas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó un conjunto de políticas para los mercados emergentes y las economías en desarrollo para garantizar la estabilidad financiera en medio de la adopción global de las criptomonedas. 

El FMI cree en el potencial de los criptoactivos como herramienta para realizar pagos transfronterizos más rápidos y baratos, citando el espectacular aumento del valor de los cripto mercados a pesar de las tendencias bajistas de mayo de 2021. El informe atribuye a los altos rendimientos, los costes y la velocidad de las transacciones y la reducción de las normas contra el blanqueo de capitales (AML) como los principales impulsores de la adopción de las criptomonedas.

Para contrarrestar los desafíos de estabilidad financiera resultantes como resultado del aumento del comercio de criptoactivos, el FMI recomienda que:

“Los formuladores de políticas deben implementar normas globales para los criptoactivos y mejorar su capacidad para supervisar el ecosistema de criptografía abordando las lagunas de datos. Los mercados emergentes que se enfrentan a los riesgos de la criptografía deberían reforzar las políticas macroeconómicas y considerar los beneficios de la emisión de monedas digitales del banco central”.

El informe del FMI muestra que la valoración del mercado de las criptomonedas se ha ampliado más allá de Bitcoin (BTC), junto con un fuerte aumento de las ofertas de stablecoin. Tres años de datos del FMI sugieren que los rendimientos ajustados al riesgo de los criptoactivos que no son stablecoin, como Bitcoin, son comparables a los de otros índices de referencia mainstream, como el S&P 500, como se detalla en el siguiente gráfico:

Además de la emisión de monedas digitales por parte de los bancos centrales (CDBC), el FMI recomienda además “una regulación proporcionada al riesgo y en línea con la de las stablecoins globales”. Además de la implementación de CDBC, las políticas de desdolarización ayudarán a los gobiernos a abordar los riesgos macrofinancieros.

Ya en julio de 2021, Cointelegraph informó sobre el plan del FMI para “intensificar” la supervisión en el sector de las monedas digitales. Destacando los beneficios de los activos digitales, un antiguo informe del FMI decía que “los pagos serán más fáciles, rápidos, baratos y accesibles, y cruzarán las fronteras rápidamente. Estas mejoras podrían fomentar la eficiencia y la inclusión, con importantes beneficios para todos”.

El FMI también ha planeado previamente reunirse con el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, para discutir las implicaciones y posibilidades de la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal.

Sigue leyendo:

Ir a la Fuente
Author: Arijit Sarkar

Envía un comentario