Pandora Papers: ¿Quién es el “zar de Bitcoin”?

Estamos hablando de secretos financieros relacionados a sociedades offshore de celebridades, políticos y personas de gran capital.

Los Pandora Papers son una filtración de casi 12 millones de documentos “confidenciales”, casi tres millones de imágenes, y más de cien millones de correos electrónicos provenientes de más de 14 fuentes distintas. Estamos hablando de secretos financieros relacionados a sociedades offshore de celebridades, políticos y personas de gran capital. Algunas de estas personas enfrentan acusaciones de corrupción, lavado de dinero y evasión de impuestos. Entre los nombres involucrados, tenemos al “zar de Bitcoin”. ¿Quién es el “zar de Bitcoin”?

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), con sede en Washington, D.C, obtuvo estos datos. De hecho, más de 140 organizaciones de medios han estado trabajando en esta investigación. Esa filtración supera a los Panama Papers. En efecto, es la más grande de la historia. Más de 300 políticos están involucrados en este escándalo. El Rey Abdullah II de Jordania, al parecer, utilizó una sociedad offshore para comprar inmuebles en el Reino Unido. Pero no es el único en la lista. El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, aparece. Sebastián Piñera de Chile. Luis Abinader de República Dominicana. Andrés Pastrana y Cesar Gavidia de Colombia. Y muchos más. Del mundo de la farándula, el deporte y la cultura, tenemos a la cantante colombiana Shakira, la modela Claudia Schiffer, el escritor peruano Vargas Llosa y los futbolistas argentinos, Ángel Di María y Javier Mascherano, entre otros.  

Sigue leyendo: Entiendo la volatilidad: ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

¿Qué significa “offshore”? 

“Offshore” significa: con sede en otros países. Pero se refiere específicamente a países o territorios donde es fácil crear empresas, existen leyes que protegen la identidad de los propietarios de las empresas y los impuestos son muy bajos o nulos. ¿Cuáles son estos destinos? Bueno, no hay una lista definitiva. Pero los destinos más conocidos son Las Islas Caimán, Las Islas Vírgenes, Suiza, Singapur, Panamá…

¿Es ilegal?

No. Bueno, no necesariamente. Todo depende de las leyes en tu país de residencia. Sin embargo, se podría decir que es perfectamente posible estar en estos paraísos fiscales por razones legítimas. Las razones pueden ser muchas. Seguridad jurídica, seguridad cibernética, privacidad, diversificación, beneficios fiscales, etc. De hecho, se podría decir que aparecer en esta lista no te convierte automáticamente en un criminal. 

¿Es ético? 

Hablemos un poco de los impuestos. Es posible pagar muy pocos impuestos por vías legales. Eso no es ningún secreto. La ley, en la mayoría de los países, contempla exenciones fiscales. O sea, es posible no pagar impuestos por vías legales. Por otro lado, en la mayoría de los casos, es también posible tener dinero en otras jurisdicciones. ¿Es ético valerse de la ley para no pagar impuestos? En mi opinión, es perfectamente válido. Sin embargo, algunas personas sugieren que esto va en contra del espíritu de la ley. No lo sé. Ese es un debate que se puede tener. En fin, “Offshore” no es sinónimo de ilegalidad. No obstante, muchos criminales utilizan sociedades offshore para lavar su dinero. Las investigaciones deben darse caso por caso, persona a persona. 

Sigue leyendo: ¿Bitcoin valdrá USD 500.000? ¿Cuándo?

En muchos casos, la ley te permite tener una sociedad offshore registrada en algún paraíso fiscal. Sin embargo, eso, por lo general, se debe declarar. He ahí el pecado de muchos en esta lista. Muchos no declararon. Lo que despierta dudas sobre la procedencia del dinero. Hablo de dudas y no de culpabilidad. ¿Tiene un empresario el derecho de proteger sus bienes ante una dictadura corrupta? Debemos recordar que lo ilegal no siempre es inmoral y lo moral no siempre es legal. 

El “zar de Bitcoin”

Ahora bien, hay casos de casos. Los “secretos” revelados en esta filtración pueden ayudar en muchas investigaciones. Debemos mencionar el caso Carbanak. Esto hace referencia a una serie de robos que se llevaron a cabo entre el 2013 y el 2017. Según Europol, esta banda de ciberdelincuentes lograron penetrar 100 bancos en 40 países robando unos USD 1,200 millones en total. La prensa calificó esta operación como “el mayor atraco digital de la historia”. 

Denis Tokarenko, el zar de Bitcoin, supuesto líder de la banda, fue arrestado por la Policía Nacional Española en marzo del 2018, con unos 15,000 btc (más de 162 millones para el momento) en su posesión. Al parecer, Tokarenko había aprovechado una operación minera en China para lavar los fondos robados. Todo parece indicar que en los Pandora Papers hay rastros de las actividades de la banda Carbanak. 

Ahora bien, un delincuente es un delincuente. Pienso que es un error dividir los delincuentes fiat y los delincuentes cripto. ¿Quién tiene más? ¿Quién tiene menos? Sabemos que hay delincuentes en todas las aguas. De hecho, la mayoría de los delincuentes se mueven en muchas aguas al mismo tiempo. Un ejemplo es el mentado “zar de Bitcoin”. Robó en fiat, lavó el dinero con cripto para seguramente volver a obtener fiat. Los Pandora Papers no revelan la corrupción del dinero fiat. Revelan la corrupción en general. ¿Acaso no hay criptodelicuentes? 

¿Quién tiene más delincuentes? ¿Cripto o fiat? El planteamiento en sí es bastante ridículo. Hago la mención, porque en la prensa he leído varias alusiones al respecto. Se sugiere que el mundo fiat es un nido de corrupción y el mundo cripto es prácticamente un convento de monjas. La supuesta prueba de dicha realidad son los Pandera Papers. Claro que la cruda realidad es que el crimen está en todas partes. 

Sigue leyendo: ¿Por qué el FMI alerta sobre las criptomonedas?

Las personas que dicen que Bitcoin es un activo principalmente usado para delinquir son tan irresponsables como las personas que dicen lo mismo sobre los paraísos fiscales. De la lista publicada debido a los Pandora Papers, hay muchas personas que no han hecho nada ilegal. Se vieron involucradas en el escándalo, pero no necesariamente son culpables de nada. Debemos recordar que estos paraísos fiscales son países y territorios reconocidos. 

He aquí la gran pregunta: ¿Todos los delitos financieros son delitos? Supongamos que un país prohíbe la compra de moneda extranjera, pero la moneda local sufre de devaluación tras devaluación. En este caso, la ley está llevando a la persona a la pobreza. Se habla de “fuga de capitales”. Años de trabajo pueden esfumarse en cuestión de días debido a la indisciplina monetaria del Gobierno. Sin embargo, es ilegal disponer del dinero propio. La solución para muchos es colocar el dinero en un paraíso fiscal. ¿Es esto inmoral? Aquí dejó esto para la reflexión. 

Ir a la Fuente
Author: Gustavo Godoy

Envía un comentario