Comunidad “Cripto Latam”: Buscamos ser una comunidad inclusiva y no exclusiva, por medio de la información y educación

Charlamos con los representantes de la comunidad “Cripto Latam” para que pudieran mostrarnos su visión acerca de lo que viene sucediendo en la región en los últimos meses.

En medio del boom que Bitcoin y las criptomonedas han ido tomando en la región latinoamericana, desde Cointelegraph en Español hemos buscado conversar con distintas comunidades propias del ecosistema de criptomonedas para ver así las perspectivas que van surgiendo ante la adopción gubernamental y propia de los latinoamericanos que hemos estado reseñando recientemente.

En medio de esa búsqueda para conocer las diferentes opiniones, concordamos con la comunidad “Cripto Latam”, quienes pudieron responder y expresar sus visiones ante lo que está pasando.

Ezio Rojas (ER): ¿Cómo nace CriptoLatam? ¿Qué les impulsó a plantear un proyecto así?

Comunidad CriptoLatam (CC): Comenzó a fines del 2019 y principios del 2020, una de las pocas cosas positivas de la pandemia es que crecieron las comunidades digitales y las instancias para acceder a información y estudios en forma remota; se formó como un grupo de amigos quienes nos conocimos en un foro de criptomonedas de la universidad de Michigan, USA, donde realizamos nuestros estudios de Blockchain y Criptoactivos; éramos los únicos latinos y todo partió por un grupo de WhatsApp, donde estaba Rocío Escobar (fundadora) de Chile, Danilo Acevedo de Argentina, Vanesa Do Santhos de Brasil, Juan Rodríguez de Colombia, Lorena Ortega de México, Anibal Gonzalez de Venezuela y Cristhian Manriquez de Perú. Posteriormente invitamos a Karol Lucero, celebridad e influencer Chileno que también era nuestro compañero de curso y nos ayudó bastante con las redes sociales, puesto que si bien todos pertenecemos al mundo cripto y virtual como desarrolladores de programación en internet, teníamos muy poca experiencia en esta área y nos propuso llevar esta idea a instagram y twitter. No solo nos formamos en la universidad de Michigan, también estudiamos en el MIT y otras entidades académicas, donde aprovechamos muchas charlas, seminarios, convenciones y reuniones; donde participamos todos juntos y así seguir aprendiendo y compartiendo experiencia.

(ER): En base a la experiencia que han manejado desde su creación, ¿Cómo han visto el avance de la comunidad cripto en América Latina?

(CC): Ha sido un crecimiento constante y sostenido, completamente proporcional al interés por el bitcoin y criptomonedas en la región, nos preocupa la desinformación que existe y eso fue el principal motivo para intentar educar e informar en nuestras redes, creo que compartimos la visión y misión con portales como el de ustedes.

(ER): ¿Cuáles creen que son las cualidades únicas de la comunidad cripto de Latinoamerica cuando se le compara con el resto del mundo?

(CC): Es difícil pensar en cualidades únicas cuando la globalización digital nos conecta y une en forma tan veloz, eso nos pone en igualdad de condiciones en cualquier parte del planeta, sin embargo para los latinos, quienes seguimos siendo un mercado emergente en todas las materias económicas, es una gran oportunidad abrir camino en el mundo cripto, lo vemos en Venezuela y Argentina, donde la devaluación constante de su moneda, permite a los ciudadanos informados refugiarse en estos activos que en los últimos años han tenido un rendimiento muy superior a los del Bolívar o Peso Argentino. En el caso de bitcoin o ethereum, criptomonedas ya consolidadas, hoy representan una gran vía de escape a esas economías afectadas por la inflación y los efectos colaterales de la pandemia del coronavirus; algo que hasta el momento solo El Salvador ha sabido entender e implementar.

(ER):  Y por otro lado, ¿Cuál es el mayor reto que se debe afrontar al trabajar en esta zona del mundo?

(CC): Sin duda el mayor reto es la educación, como en cualquier área de desarrollo en Latinoamérica, el acceso a información de calidad y fidedigna lo transforma en un verdadero desafío; al no existir regulación se presta para que inescrupulosos aprovechen la ignorancia de las personas para estafar y engañar. Por ello trabajar en el prestigio de los criptoactivos es tarea de todo el ecosistema.

(ER): Hablemos ahora un poco de lo que viene pasando en nuestra región. ¿Cómo evalúan lo sucedido en El Salvador?

(CC): Como mencionamos anteriormente, la visión del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lo pone inmediatamente en ventaja, incorporar el bitcoin en la carpeta de políticas públicas de su nación, no hace más que posicionar un paso más adelante que cualquier país en la región; entender que no es un activo excluyente, sino complementario para la economía lo hace estar 5 años por delante, claro que recibió críticas, pero qué personaje de la historia no las recibió en su minuto simplemente por pensar distinto. Ser pionero siempre tendrá sus dificultades, sin embargo las satisfacciones futuras no harán más que darle la razón a sus medidas.

(ER): ¿Creen que otros países seguirán los pasos salvadoreños? ¿Creen que seguiremos viendo esta adopción gubernamental en otros países latinoamericanos?

(CC): Las economías latinas siguen siendo conservadoras en su mayoría, y los líderes no muestran interés hacia este nuevo mundo, en el corto plazo no creemos que exista una adopción masiva en la región, pero al menos esperamos que se comience a discutir y poner en la palestra este complemento al desarrollo de las economías vigentes; pero estamos seguros que el camino va hacia allá y queremos aportar con la educación e información de los futuros usuarios.

(ER): Cambiando un poco de tema, ¿Cómo evalúan el boom de los juegos NFT en la región? ¿Lo ven como algo positivo o negativo?

(CC): De algún modo esta tecnología cada vez tiene más adeptos, sin embargo. es preocupante el crecimiento en un área que es muy difícil de explicar a personas que no entienden como un activo digital puede costar millones de dólares, esto podría terminar muy mal si mantiene la exclusividad de usuarios, sin incluir al resto a través de la educación, es la única manera que no sea negativo para el ecosistema. Las criptomonedas o tecnología blockchain es más que un simple juego.

(ER): Ya para cerrar, ¿Cómo creen que cerrará el año 2021 la cripto-comunidad latinoamericana?

(CC): La tendencia en la región, como en el mundo, claramente es alcista, cada vez son más las personas interesadas y que entienden que esta revolución financiera digital llegó para quedarse y que sentará las bases de las relaciones económicas del futuro. De todas formas diferenciamos dos grupos en el ecosistema de las criptomonedas, los que están antes del 2017, que se sienten dioses, dueños de la verdad y muy reacios de aceptar e incorporar personas a sus comunidades; aluden que cualquier proyecto que ellos no conozcan es ponzi y que los nuevos usuarios solo están por moda. Estos cripto-conservadores, no entienden que el éxito de la tecnología blockchain será proporcional a la cantidad de usuarios que a nivel mundial comiencen la adopción de activos digitales como el bitcoin y altcoins. Ahí es donde entramos nosotros, los post 2017 que fuimos testigos del primer ATH de Bitcoin y que esperamos más de 1000 días, haciendo HOLD, para que nuevamente llegara a esos niveles a fines del 2020. Buscamos ser una comunidad inclusiva y no exclusiva, por medio de la información y educación, es por ello nuestro lema. “Criptos para todos!”. Estamos en un proceso de crecimiento y esperamos poder contar con más embajadores e influencers que tengan la misma visión que nosotros, que vaya por el camino de la educación, así como lo está haciendo el chileno Karol Lucero, quien tiene más de 2.5 millones de seguidores y quien, sin pedir nada a cambio, nos ha aportado con su experiencia comunicacional y redes sociales para difundir nuestro mensaje. No solo invitamos a que se unan, los invitamos a que se informen y eduquen, este mundo no es de fantasía, ya es una realidad pero hay que vivirlo de manera responsable; es una inversión como cualquier otra, que requiere de dedicación y educación.

Ir a la Fuente
Author: Ezio Rojas

Envía un comentario