Estos son algunos de los famosos que adoptaron las criptomonedas en 2021

Desde el anuncio televisivo de Matt Damon para Crypto.com, hasta Kim Kardashian promocionando EthereumMax, este último año hemos visto a celebridades de alto perfil entrar en el espacio cripto.

Aunque el espacio de las criptomonedas ha ido aparentemente más allá de los respaldos que muchas celebridades menores otorgaron a los proyectos de tokens durante la locura de las ICO de 2018, su creciente popularidad y aceptación ahora tiene a jugadores deportivos profesionales, estrellas de Hollywood y políticos detrás de las principales empresas que tratan con activos digitales.

En junio, los más de 200 millones de seguidores de la cuenta de Instagram de Kim Kardashian vieron una historia en la que la celebridad promocionaba EthereumMax (EMAX). El token, que se utilizaba como pago para la compra de entradas en línea para ciertos eventos de Pay-Per-View, ganó un 116,000% en solo una semana tras la actividad de Kardashian antes de caer más del 99% y dejar a muchos inversores en números rojos.

Kim Kardashian promoviendo EthereumMax en sus historias de Instagram en junio de 2021

Aunque EthereumMax es en cierto modo un cuento con moraleja para los recién llegados que buscan involucrarse en el espacio cripto, también representa una de las pocas veces que una importante figura internacional ajena al mundo de las finanzas y la política no sólo habló sobre los activos digitales, sino que promovió activamente un proyecto específico por un precio, la historia fue etiquetada como un anuncio pago. Kardashian, reconocida por muchos como una celebridad de nivel A, saltó a la fama en gran medida fuera de los círculos de Hollywood, por lo que su aparente sello de aprobación de un proyecto simbólico fue una sorpresa para muchos.

Otros actores de la pantalla grande y chica han entrado en el espacio de las criptomonedas por primera vez en 2021, tras meses en los que han pasado la mayor parte del tiempo encerrados durante las peores olas de la pandemia. Mila Kunis, actriz famosa por sus papeles en That ’70s Show y Family Guy, lanzó un proyecto animado en tokens no fungible basado en gatos que beben y fuman marihuana. Sin embargo, el mayor respaldo a una empresa de criptomonedas el año pasado podría provenir de la estrella de cine Matt Damon, que apareció en un anuncio global para Crypto.com.

Las franquicias deportivas también han decido incursionar en el mundo de las criptomonedas, ya sea a través de asociaciones oficiales con exchanges o con jugadores individuales que promueven determinadas campañas o empresas. Tom Brady, quarterback de los Tampa Bay Buccaneers y siete veces campeón de la Super Bowl, adquirió una participación en el exchange de criptomonedas FTX y actualmente actúa como embajador de la empresa tras un acuerdo de patrocinio en junio. Su esposa, la supermodelo brasileña, Gisele Bündchen, aceptó un papel como asesora de iniciativas medioambientales y sociales del exchange.

“Esta oportunidad en particular nos mostró la importancia de educar a la gente sobre el poder de las criptomonedas y, al mismo tiempo, retribuir a nuestras comunidades y al planeta”, dijo Brady en esa oportunidad.

Cash App, la aplicación de pagos digitales desarrollada por Square, ahora Block, también se asoció con jugadores de la NFL permitiéndoles anunciar que sus salarios millonarios se pagarán en BTC. Odell Beckham Jr., receptor del equipo de fútbol americano Los Angeles Rams, anunció en noviembre que cobraría su salario de USD 4.25 millones en criptomonedas; el deportista profesional tiene actualmente una imagen al estilo de CryptoPunk como foto de perfil en Twitter. Cash App ofreció un trato similar al quarterback de los Green Bay Packers, Aaron Rodgers, que más tarde se convirtió en el centro de atención nacional tras engañar al público sobre su estado de vacunación contra el COVID-19.

Con la excepción de Kardashian, las celebridades que se adentraron en el espacio cripto en 2021, en comparación a las que siguieron la carrera alcista de 2017, parecen asociarse con empresas y proyectos más consolidados y con la suficiente exposición como para librarse de cualquier posible etiqueta de “estafa”. No está del todo claro si esto puede atribuirse a que el espacio parece estar ganando más aceptación en todo el mundo, o a que las empresas están creciendo hasta el punto de tener los medios financieros y la influencia para contratar a figuras públicas de gran envergadura.

Los tokens no fungibles, o NFT, también vieron su cuota de celebridades en el último año. En marzo, la artista canadiense Grimes (a veces asociada con Elon Musk, CEO de Tesla y defensor de Dogecoin) vendió unos USD 6 millones en NFT que incluían obras de arte y animaciones audiovisuales. En diciembre, la estrella de la NBA Kevin Durant y el director deportivo Rich Kleiman anunciaron que su empresa de capital riesgo Thirty Five Ventures se asociaría con el exchange de criptomonedas Coinbase para lanzar subastas de NFT. Sin embargo, artistas musicales como Katy Perry, Kings of Leon, Snoop Dogg, Eminem, Jay-Z y Shakira, entre otros, han lanzado iniciativas similares en el espacio NFT en el último año.

Sin embargo, la tendencia de los famosos a respaldar las criptomonedas no está exenta de detractores. Ben McKenzie, la estrella conocida por sus papeles en series de televisión como Gotham y The OC, se asoció con el escritor del New Republic Jacob Silverman para cargar contra los actores e influencers por promover las recompensas “ilusorias” de las criptomonedas. El dúo ha criticado a Kadashian y a otros por etiquetar aparentemente los proyectos de criptomonedas como “un camino hacia la riqueza sostenible” sin informar a los fans del riesgo potencial.

“Ya sea Lindsay Lohan vendiendo NFT por cinco cifras, Tom Brady con ojos de láser respaldando a FTX, o Akon prometiendo construir una ciudad de USD 6 mil millones inspirada en las criptomonedas en Senegal, hay mucho capital girando alrededor de esta industria, y muchos motivos de preocupación”, dijeron McKenzie y Silverman en noviembre. “Las celebridades están alentando a sus fans a apostar por inversiones especulativas y no probadas que pronto podrían ver una importante represión regulatoria, si no una implosión total del mercado”.

Queda por ver si la atención de los famosos ayudará en el camino hacia la adopción masiva. Por el momento, las asociaciones entre figuras públicas respetadas y empresas de criptomonedas establecidas muestran muchas señales prometedoras, desde charlas cada vez más positivas en las redes sociales hasta algunas correlaciones con los movimientos de precios, a menudo una indicación de grandes compras y ventas.

Ir a la Fuente
Author: Turner Wright

Envía un comentario